explora

Las teorías creacionistas más originales: Ymir y la mitología nórdica

Las teorias creacionistas mas originales Ymir y la mitologia nordica 2
iStock/Thinkstock

Dentro de las tantas teorías que buscan explicar el orígen de la vida, la teoría evolutiva y la teoría creacionista son las 2 que tienen más seguidores. No estoy hablando de eficacia o validez, sino de que se trata de las dos en las que más cree la gente. Mientras desde la comunidad científica, se consideran la teoría de los principios simples y la del mundo de ARN como las más aceptadas, el creacionismo y la panspermia, junto con la de la evolución de la especies, constituyen los 2 grandes vulgos de la actualidad.

Innegable es el profundo debate que existe al respecto (especialmente en términos de educación), y si bien hay grandes diferencias entre una y otra vertiente, ocurre algo muy particular con el creacionismo religioso: existen muchísimas, pero muchísimas ramificaciones dentro de lo que podemos llamar una “teoría creacionista”. Sabemos que, en sí, el creacionismo es el conjunto de creencias religiosas que propone la creación del cosmos, la Tierra y todos sus seres vivos como el resultado de una o varias deidades. Éstas, con sus poderes sobrenaturales, hicieron un acto de creación supremo con fines divinos e inexplicables.

Aunque la teoría creacionista más conocida por todos es la del cristianismo, obviamente, ésta no es la única. De hecho, existen muchísimas más y otro hecho igual de innegable es que, válida la redundancia, todas ellas son mucho más creativas (en el sentido más literal de su palabra), estéticas e interesantes que ésta. Hoy volvemos a adentrarnos en el decoroso y entretenido mundo de los mitos para dar comienzo a una nueva serie de entregas sobre las teorías creacionistas del mundo, en las que vamos a conocer algunas de ellas: las historias del origen de la vida más creativas y más originales.

La creación en la mitología nórdica: Ymir, Muspell y Niflheim

Las teorias creacionistas mas originales Ymir y la mitologia nordica 1
iStock/Thinkstock

En la fascinante mitología de los pueblos nórdicos, el mundo surgió a partir del cadáver de un gigante de nieve o gigante de la escarcha, llamado Ymir (creador de la raza de los gigantes de la escarcha). Muchísimo tiempo atrás, cuando el mundo aún era muy jóven, existían dos grandes regiones: el Muspell y el Niflheim, los cuales estaban separados por el Ginnungagap, un vacío abismal que separaba ambas regiones incluso antes de la creación.

Muspell o Muspelheim se encontraba debajo y era una tierra de fuego, repleta de chispas y de mucho calor. Encima del Muspelheim estaba el Niflheim, que era una gran formación de hielo. Con el tiempo, ese hielo comenzó a derretirse, formando al gigante Ymir (también conocido como Aurgelmir) en el vacío de Ginnungagap. Allí, Ymir dormía profundamente y de vez en cuando se alimentaba del eitr (una sustancia primordial que además creó a la Serpiente de Midgard), mientras el calor del Muspell lo hacía sudar. Desde su sudor se engendró la raza de los gigantes.

Odín y los primeros humanos en la mitología escandinava

Las teorias creacionistas mas originales Ymir y la mitologia nordica
© Getty Images/Photos.com/Photos.com/Thinkstock

Desde su axila izquierda brotó un hombre y una mujer. El hombre, Buri, engendró a Bor y éste, junto a su mujer Bestla, engendraron a Odín, Vili y Ve. El grupo de hermanos terminó por matar a Ymir y con su cráneo, Odín creó el cielo; con su sangre, los mares y océanos; con sus huesos, creó rocas y con su cerebro, nubes. El pelo de Ymir dio lugar a los árboles, formando el nuevo mundo: Midgard.

Alrededor de Midgard también estaba la Jormungand o la serpiente de Midgard, quien era tan grande como para rodear y enroscar todo el planeta, colocando su cola dentro de su boca (como si de un ouroboro se tratase). Desde los restos de Ymir creció un árbol gigante, el Yggdrasil. Sobre sus ramas se apoyó no sólo el mundo, sino el universo entero.

Las teorias creacionistas mas originales Ymir y la mitologia nordica 3
Dorling Kindersley RF/Thinkstock

Mientras los hijos de Bor recorrían lo que ahora era el mundo, encontraron dos grandes árboles, desde los cuales crearon a los 2 primeros seres humanos: Ash y Elm. Odín les dio espíritu y la vida. Vili les dio la comprensión y la capacidad del movimiento. Ve les dio ropa y nombres. Éstos fueron los primeros seres humanos que vivieron en el Midgard.

Bien, básicamente, así explica el origen de la vida esta teoría creacionista. Aunque no podemos ver absolutamente nada de esto desde un punto de vista científico, sigue siendo una teoría creacionista y tiene un enorme valor histórico-cultural. ¿Qué te parece? ¿Qué opinas sobre esta nueva sección? ¿Te interesa seguir conociendo estos relatos mitológicos?