explora

Rosalind Elsie Franklin, la verdadera cabeza detrás del descubrimiento del ADN injustamente ignorada

Grandes cientificos Rosalind Elsie Franklin
Flickr/45104625@N05

Rosalind Elsie Franklin fue una de las personalidades más importantes de la comunidad científica. Algún tiempo atrás la posicionamos en el segundo lugar entre las mujeres de ciencia más importantes de la historia, ¿recuerdas?

Pues hoy, en conmemoración a lo que sería su cumpleaños número 96, te invitamos a repasar algunos de sus aspectos biográficos más relevantes y los aportes más significativos de esta gran señora de las ciencias.

Vida de Rosalind Elsie Franklin

Grandes cientificos Rosalind Elsie Franklin 1
Flickr/liits

La científica británica Rosalind Elsie Franklin nació el 25 de julio de 1920 en la ciudad de Londres, Inglaterra. Recibió un doctorado en química y física en la prestigiosa Universidad de Cambridge, en donde fue pionera en el desarrollo de la cristalografía y la difracción de los rayos X, técnicas que aplicó de forma única sobre las fibras de ADN.

Primeros años y formación académica

Era Newton Gay 02
iStockphoto/Thinkstock

Rosalind nació en una influyente familia judía de privilegiada situación económica, en Notting Hill, Londres. Desde muy pequeña demostró su gran inteligencia y perspicacia, tanto fue así que a la corta edad de 15 años, nuestra heroína supo muy bien qué quería ser cuando fuese una adulta: una mujer de ciencias.

Cursando sus primeros estudios en numerosas escuelas británicas, siempre se destacó en el área científica, entre otras cosas. Rosalind Franklin se matriculó en Cambridge apenas cumplidos sus 18 años de edad y comenzó su carrera en química en 1938.

Luego de varios reconocimientos académicos, en 1941 pasó a trabajar como oficial asistente de investigación en la Asociación de Investigación de Utilización del Carbón Británico. Aquí estudió la porosidad del carbón de trabajo y se recibió 4 años después con su tesis La química física de los coloides orgánicos sólidos, con especial referencia al carbón.

Vida profesional y desarrollo científico

Al año siguiente, Rosalind se anotó en elLaboratoire de Services Chimiques de L'Etat de París, en donde trabajó con el cristalógrafo Jacques Mering, aprendiendo todo acerca de la difracción de rayos X, lo cual hizo posible uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la ciencia moderna.

La señora Franklin no tardó en convertirse en una pionera del uso y desarrollo de los rayos X para crear imágenes de la materia sólida cristalizada en el análisis complejo, la materia no organizada y no únicamente los monocristales.

Los aportes científicos de Rosalind Franklin, la verdadera descubridora de la estructura del ADN

10 curiosidades sobre el ADN que no conocias 11
Christian Jasiuk/iStock/Thinkstock

Nuestra química, biofísica y cristalógrafa participó de forma más que crucial en el descubrimiento y la comprensión verdadera de la estructura del ADN, un campo en el que sus contribuciones fueron magnánimas.

Lisa y llanamente: Rosalind Franklin fue en realidad quien hizo posible la observación de la estructura del ADN, pero el caprichoso y patriarcal machismo que tan mal le ha hecho a la ciencia, como a cualquier otro ámbito de la vida, quiso que el crédito no le fuera reconocido a ella, sino a sus compañeros macho: los científicos Watson y Crick.

Watson y Crick fueron quienes en realidad terminaron llevándose el premio Nobel en Medicina por el hallazgo. Asimismo, cabe destacar que no tardaron en convertirse en dos de las personalidades más despreciadas por la comunidad científica, siendo cuestionados en varias oportunidades por las declaraciones racistas y homofóbicas que Watson realizó públicamente.

Grandes cientificos Rosalind Elsie Franklin 2
Flickr/dullhunk

Te recomendamos leer también: «Así serían las biografías de 7 famosos científicos... Si hubiesen sido mujeres»

Lo que en realidad sucedió fue que en 1951, Rosalind Franklin comenzó a trabajar como investigadora asociada a la King's College de Londres, en el sector de biofísica. Allí fue donde John Randall, su director, utilizó sus desarrollos y técnicas en rayos X para el estudio de las fibras de ADN.

Mediante la difracción de rayos X, Franklin y Raymond Gosling (uno de sus estudiantes), tomaron fotografías de muestras de ADN, haciendo posible la identificación de su mismísima estructura. La fotografía pudo lograrse luego de más de 100 horas de exposición a los rayos X de una máquina que la propia Rosalind Franklin había perfeccionado.

Pero en 1953, como resultado de una relación muy conflictiva con su colega Maurice Wilkins, este hombre divulgó las imágenes sin la autorización de Franklin.

Utilizaron exactamente esa imagen para realizar el famoso modelo de ADN que presentaron el 7 de marzo del mismo año y que en 1962 les dio el premio Nobel. Watson y Crick argumentaron que su modelo fue posible gracias a una serie de conocimientos generales (entre los que entrarían los de Rosalind Franklin) y los importantes aportes de Maurice Wilkins (su colega), quedando Franklin siquiera sin ser nombrada.

En posteriores publicaciones se supo lo ocurrido y hoy sabemos que la verdadera mente maestra detrás de este importante descubrimiento fue Rosalind Elsie Franklin, a quien hoy, en su aniversario número 96 homenajeamos.

De la mano del genial Richard Dawkings, te invitamos a profundizar un poco más en la historia de Rosalin Franklin y ser parte de su merecida reivindicación como mujer de ciencia:

¿Qué te parece? ¿Qué otras cosas sabes acerca de esta gran científica?