explora

¿Para qué sirven las impresoras 3D?

para que sirven las impresoras 3d 1
iStockphoto/Thinkstock

Los avances en la medicina van de la mano con la tecnología. Es así que existen inventos sorprendentes capaces de mejorar la vida de muchas personas. Hoy hablaremos de uno de esos inventos que lleva la delantera con usos cada vez más amplios: las impresoras 3D.

La impresora 3D es un equipo desarrollado en la Universidad de Nottingham en Inglaterra, capaz de crear huesos perfectos a través del uso de células madre, que pueden ser utilizados para remplazar los huesos faltantes o defectuoso en nuestro cuerpo. 

Huesos de reemplazo

para que sirven las impresoras 3d 2
Digital Vision/Adam Gault/Thinkstock

Bajo el nombre de 3D Bioprinter, esta impresora es capaz de analizar el hueso defectuoso o el área complicada, para luego generar un remplazo completo y correcto, utilizando para ello células madre humanas obtenidas de adultos.

Para imprimir los huesos, se utilizan polímeros conocidos como poliácidos lácticos. Con ellos se crea la estructura dura del hueso. Eso se suma el uso de alginatos que, en forma de gel, actúan en forma de colchón para las células que se adhieren al hueso.

Cómo funciona la impresora de huesos

para que sirven las impresoras 3d 3
iStockphoto/Thinkstock

Para imprimir un hueso, se requiere realizar varias tareas divididas en etapas: 

Primero, se crea una imagen de la zona faltante del hueso o el defecto óseo, que luego se transmite a la computadora para crear un modelo.

A partir de ese modelo, se diseña el hueso que es necesario imprimir.

Finalmente, el hueso impreso en 3D se implanta en el cuerpo del paciente y, al cabo de tres meses, el molde que se utilizó para generar el hueso se degrada, quedando completamente integrado y unido el cuerpo.

El futuro de la tecnología 3D en la medicina

El desarrollo de huesos mediante tecnología 3D no es nada nuevo, antes se logró reconstruir estructuras faciales con huesos ”impresos”, pero sin el uso de células madre.

En un futuro, se espera que los científicos sean capaces de replicar tejidos vitales como órganos en el laboratorio, ayudando a quienes requieren un trasplante, consiguiendo compatibilidad perfecta y evitando el riesgo de rechazo.

¿Habías escuchado hablar de la impresora 3D?