Prosopagnosia: La incapacidad para reconocer rostros

Prosopagnosia La incapacidad para reconocer rostros 4
iStockphoto/Thinkstock

Imagina levantarte a la mañana, mirarte al espejo y no saber quién ves en el reflejo: Eso puede ocurrirles a quienes sufren de Prosopagnosia, una extraña enfermedad que impide reconocer rostros, incluyendo el propio en los casos más graves.

Poco habíamos escuchado hablar de esta condición hasta que el famoso actor Brad Pitt confesó padecerla. Seguramente, ahora muchos entienden que no tienen mala memoria para reconocer caras, sino que pueden tener esta enfermedad que afecta al 2.5% de la población.

Las agnosias visuales

Prosopagnosia La incapacidad para reconocer rostros 1
Pixland/Pixland/Thinkstock

La Prosopagnosia no es una condición nueva, sino que una manifestación especial de las llamadas Agnosias visuales, caracterizadas por la imposibilidad del cerebro para interpretar la información que recibe a través del sentido de la vista.

Quienes padecen de alguna Agnosia Visual, no son cortos de vista ni tienen un defecto en los ojos, sino que más bien un problema en el lóbulo temporal o occipital, las partes del cerebro encargadas en transformar en un concepto la información enviada por la vista.

Existen dos tipos de Agnosias Visuales, cada una con subtipos: Aperceptiva y asociativa. En la primera, el cerebro es incapaz de reconocer un objeto, ya que no lo perciben pese a que la información se envía de forma correcta al cerebro.

En el segundo caso, las personas si logran identificar percibir el objeto a nivel cerebral, pero no interpretarlo como concepto, qué es, para qué sirve, etc.

Prosopagnosia

Prosopagnosia La incapacidad para reconocer rostros 2
iStockphoto/Thinkstock

La Prosopagnosia corresponde al grupo de las Agnosias Visuales Aperceptivas. Se refiere específicamente a la incapacidad de reconocer rostros. Si bien suele presentarse en quienes han sufrido de alguna lesión cerebral, también puede manifestarse en individuos que parecen sanos.

El año 1990, la Prosopagnosia fue reconocida como un trastorno médico. La Universidad de Harvard, tiene un centro dedicado a su estudio. Popularmente, se conoce a esta condición con el nombre de Faceblindness o Ceguera de Rostros.

Prosopagnosia La incapacidad para reconocer rostros 3
iStockphoto/Thinkstock

Quienes la padecen, son incapaces de construir un rostro en su mente tras observar sus rasgos distintivos: Boca, ojos, nariz, pelo, justamente las características que nos hacen recordar a alguien.

Existen diferentes grados de Prosopagnosia y, en los casos más graves, son incapaces de visualizar en su cerebro cualquier rostro, incluido el propio. Muchas veces va asociado a otros problemas neurológicos.

Hay Prosopagnosias congénitas, es decir se nace con ellas y, también adquiridas, ya sea por un accidente, derrame cerebral o enfermedad degenerativa. Quienes nacieron con ella, no se dan cuenta que otros capaces de reconocer rostros y suelen pensarse olvidadizos.

No existe ningún tratamiento para este trastorno neurológico, pero varios estudios se están llevando a cabo, buscando una forma de entrenar al cerebro para interpretar las señales propias de un rostro humano.

¿Conoces a alguien que sufra de Prosopagnosia?