explora

5 razones que hacen posible la existencia de Piegrande

5 razones que hacen posible la existencia de Piegrande
iStockphoto/Thinkstock

No existe ninguna evidencia capaz de sustentar, de forma concreta y absoluta, la existencia de un ser como el descrito en el mito de Piegrande, todos lo sabemos. Sin embargo, si existen varios indicios que podrían hacernos dudar acerca de si en realidad es charlatanería, es un mito o en realidad, estamos frente a una especie animal que aún nos resulta desconocida. En este último caso, quizás no hemos estado investigado lo suficiente o en el lugar indicado y un nuevo descubrimiento podría iluminar el campo de la Zoología, haciendo muy felices a muchos criptozoólogos y a los más curiosos.

En fin, todos conocemos la historia de este gigante y durante años, ha dado lugar tanto a importantes estudios e investigaciones como al show de inútiles pelmazos. Hoy voy a enseñarte 5 razones que hacen posible la existencia de Piegrande desde las ciencias.

5. La incertidumbre de las ciencias

[[{"fid":"104381","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Aunque el desarrollo de las ciencias, el pensamiento científico y el conocimiento han sido esenciales para nuestra existencia, las ciencias no siempre han funcionado de la forma en la que creemos. En teoría, nosotros confiamos en las ciencias porque han encontrado las respuestas necesarias a innumerables interrogantes, haciendo más fácil, segura y cómoda nuestra existencia, pero en la realidad, muchas de esas respuestas y muchas de las hipótesis que desde la comunidad científica se formulan, tarde o temprano necesitan de una revisión. Miles de hipótesis y de verdades que llegamos a considerar irrefutables se han derrumbado por otras nuevas, por descubrimientos y hallazgos sorprendentes. El pensamiento objetivo es absolutamente necesario entonces para lograr avanzar en el conocimiento. ¿Por qué no debemos cerrarnos a la objetividad? Porque, en esencia, de esta manera, nuestra fé en el conocimiento nos impediría desarrollar nuevos conocimientos.

4. Las antiguas y numerosas leyendas nativo americanas

[[{"fid":"104382","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Más allá de que uno debe ser muy prudente al transitar en el ámbito del folklore y las leyendas de las tribus y civilizaciones de la antigüedad, hay ciertos elementos que pueden resultar considerablemente interesantes y que no deberían descartarse por completo. Teniendo en cuenta lo mencionado en el punto anterior, sería importante prestar atención a los relatos de las muchas tribus nativo americanas del norte de América y a las grandes similitudes que muchas de ellas comparten, a pesar de no tener contacto entre sí. Viniendo al tema de hoy, la mayoría de estas tribus mencionan a grandes hombres peludos, de alturas muy singulares, de espesos pelajes que se comportaban como bestias y que según se menciona en las historias, ya habitaban los territorios del norte antes de que los primeros miembros de las tribus llegaran. El hecho de que estas tribus no tuvieran contacto entre ellas descarta la posibilidad de que las historias fueran copiadas o apropiadas por otras y la coincidencia abre una rica brecha para la investigación.

3. Los primates y la precedencia histórica

[[{"fid":"104383","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Las teorías evolutivas y la evolución de las especies nos ha permitido aprender muchísimo acerca de nuestros antepasados, nuestros hermanos los primates y de muchas otras especies más en el planeta. Sabemos que nuestra especie de hecho proviene de los primates, que los Homo Sapiens habitamos este planeta al mismo tiempo con otras especies de primates de una complejidad física mucho mayor a la nuestra y que hasta existen primates del mismo o incluso de mayor tamaño que el que supuestamente tendría Piegrande. Entonces, teniendo en cuenta todos estos factores, ¿por qué razón podríamos negarnos a la existencia de una especie de primate aún desconocido por nosotros?

2. El Gigantopithecus

[[{"fid":"104384","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Si hoy aún existiera el descomunal Gigantopithecus, no tendríamos duda alguna de que Piegrande podría existir o que podría ser uno de éstos. Hasta hace apenas unos 100.000 años atrás, la Tierra tenía considerables poblaciones de Gigantopithecus, un majestuoso primate de un peso y un tamaño enorme: un promedio de 3,5 m de altura y un peso de más de media tonelada. Esto significa que en un tiempo existió un animal muy similar al que se describe como Piegrande pero con un detalle, ¡éste era aún más grande! Es obvio que ésta no es una razón que nos pueda confirmar que aún hoy podría existir un grupo de Gigantopithecus en alguna parte (pues de cierto modo sería equivalente a decir que en algún lado aún existen especies de dinosaurios), pero en términos evolutivos, es un dato a tener en cuenta. Una forma evolucionada y más pequeña del Gigantopithecus que habita oculto en zonas inhóspitas suena más plausible.

1. El descubrimiento del Gorila Moderno

[[{"fid":"104385","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Ahora bien, teniendo todo esto en cuenta, mirando hoy a nuestro alrededor, hasta podemos establecer una conexión con el Gorila Moderno y su descubrimiento, de cierto modo no tan lejano. La existencia del gorila fue desconocida durante mucho tiempo y el gorila de montaña no fue descubierto hasta el año 1902, oculto en las montañas y muy alejado de donde el Hombre moderno habitaba. Sin embargo, ya existían leyendas que mencionaban a unos monstruos de forma humanoide, muy peludos y gran tamaño. Nuevamente, el hecho de que los gorilas habitan parte de África y Asia perfectamente puede perjudicar este punto, pero si tenemos en cuenta el estrecho de Bering y las numerosas teorías que sostienen que hasta el Hombre llegó a América por allí desde Asia, ¿por qué desechar este punto?

Bien, éstas son algunas razones lógicas y fundadas que pueden tenerse en cuenta al momento de hablar de la existencia de un ser como el descrito en los mitos de Piegrande. Me pareció un tema interesante y quise compartirlo, ¿qué opinas tú al respecto de todo esto? ¿Conoces alguna otra teoría que valga la pena mencionar en esta lista? Claro que además de todo esto, quedan las supuestas evidencias (que incluyen huellas, filmaciones y hasta pelaje) y los testimonios de quienes serían supuestos testigos de Piegrande, ¿que opinas de éstos últimos?

Para cerrar, te dejo con el vídeo más polémico que existe acerca de este supuesto animal. Una grabación de Roger Patterson registrada en el año 1967. Aunque el vídeo fue desechado rápidamente por la comunidad científica, desde donde se sostuvo que se trató de un montaje y de alguien con un traje peludo, es un clásico para los fanáticos de lo que hasta hoy, no es más que un mito.