Mitos falsos de la ciencia

Mitos falsos de la ciencia 3
Ryan McVay/Photodisc/Thinkstock

La ciencia está llena de mitos falsos, por ser un asunto sorprendentemente fascinante, que abarca gran cantidad de materias y, al mismo tiempo, es desconocido y en ocasiones difícil de entender. Muchas historias ideas y conceptos sobre la ciencia son erróneos, sin embargo, han ido pasando de generación en generación, por eso hoy queremos quitarte la venda de los ojos y contarte sobre algunos mitos falsos de la ciencia.

Mitos científicos falsos

El monte Everest es el más alto del mundo

Mientras que el Everest es el más alto de la cabeza a los pies (8.848 metros), es el Mauna Kea (10.200 metros) el verdaderamente más alto si contamos su altura total, ya que este enorme volcán ubicado en Hawái, tiene la mayor parte de su extensión debajo del nivel del mar.

Perdemos más calor por la cabeza que por el resto del cuerpo

Cientos de explicaciones tiene este mito científico: que tenemos más cantidad de venas en nuestra cabeza, que tenemos menos grasa. Sin embargo, la razón por la que sentimos más frío en la cabeza que en el resto del cuerpo en invierno, es porque en general no solemos abrigar esta parte del cuerpo. La realidad es que todo el cuerpo pierde la misma cantidad de calor; por ello, cuando estamos sometidos a bajas temperaturas es importante cubrirnos la cabeza, lo cual a su vez nos ayudará a prevenir problemas neurológicos.

Mitos falsos de la ciencia 1
Creatas Images/Creatas/Thinkstock

Los sabores en la lengua están divididos por zonas

A muchos niños se les ha enseñado que en la punta de la lengua distinguimos el dulce, en los costados el salado, el amargo detrás y el agrio en el centro; sin embargo, ellos a veces son más sabios que nosotros y dicen que todo tienen el mismo sabor en todas partes. Realmente, así es, la lengua capta los mismo sabores en toda su extensión.

Los camaleones se camuflan con su entorno

Mucha gente cree que el camaleón cambia de color para mimetizarse con su entorno, como método de protección. Sin embargo, el cambio de color del camaleón se debe a cambios físicos, fisiológicos y emocionales, que varían de especie en especie.

La evolución siempre es para bien

Aunque no lo creas, las especies no siempre evolucionamos para perfeccionarnos, esto es un mito. Muchas especies han evolucionado para mal, por muy raro que esto suene. Al sufrir un cambio en su entorno, han realizado cambios evolutivos que han empeorado la especie o que directamente no son los mejores para la nueva situación.

Mitos falsos de la ciencia 2
iStockphoto/Thinkstock

La estrella polar es la más brillante en el hemisferio norte

Realmente, la estrella más brillante es Sirio, con una magnitud de 1,47 sobre 1,97 de Polaris -mientras más bajo es el número, más brillante es-. Sin embargo, la estrella Polar se ha vuelto importante ya que marca el norte en el cielo.

Si una comida cae al suelo, la podemos comer si se recoge en menos de cinco segundos

Es un mito tonto, pero mucha gente lo sigue creyendo. Al primer contacto con la suciedad y microbios del suelo, la comida está infectada.

Las neuronas no se regeneran

Este mito fue generado por la propia comunidad científica, pero en 1998 se descubrió que las células cerebrales si podían regenerarse.

Muchos de los mitos de la ciencia se han generado a partir de malinterpretaciones de descubrimientos científicos, o simplemente como ignorancia o sentido común erróneo. La idea es intentar entender bien las razones por las que determinados hechos científicos no lo son en verdad.