explora

Hipertricosis Congénita: El síndrome del hombre lobo

Hipertricosis Congenita El sindrome del hombre lobo 3
iStockphoto/Thinkstock

Los hombres lobo son protagonistas de películas de terror, personificando a seres mitad humano y mitad bestia. En la vida real no existen estos personajes mitológicos, pero si personas que resemblan su apariencia.

Existe una condición conocido como hipertricosis congénita, que se caracteriza por la presencia de vello en casi todas las zonas del cuerpo. Por sus características, también se le llama síndrome del hombre lobo.

Características de la Hipertricosis Congénita

Es difícil esconder la hipertricosis congénita, ya que su característica principal es la aparición de vello en las diferentes zonas del cuerpo, con excepción de las plantas de los pies y las manos y las membranas genitales.

Ese vello es diferente al común y puede alcanzar los 25 cms. de largo. Esta condición se presenta en la infancia y aumenta durante el crecimiento. Los casos son muy aislados y en el mundo sólo hay 50 personas que la padecen.

Algunos pacientes con hipertricosis congénita, presentan también otras anormalidades corporales, como cambios en la forma de los dientes y rostro. Incluso, se han documentado casos en que aparecieron pezones extra en el pecho. Los casos más graves de la enfermedad, se conocen como síndrome de Ambras.

La hipertricosis congénita es de origen genético y se transmite de padres a hijos, por ello los casos se concentran en familias. Fuera del exceso de vello, las personas que padecen esta condición son totalmente normales, pero sí pueden sufrir de otros problemas de salud.

Además de la hipertricosis congénita, existen otras formas de hipertricosis más graves y si el paciente carga con otros defectos, que van desde discapacidades físicas a retraso mental. Se conoce como Síndrome de Wolf–Hirschhorn.

Asimismo, existen otras formas más leves en las que el vello solo crece en zonas acotadas del cuerpo, pero siempre en exceso.

Hipertricosis Congenita El sindrome del hombre lobo 1
iStockphoto/Thinkstock

Tratamiento

La hipertricosis congénita no tiene cura y, lo que se hace es realizar procedimientos para remover en forma periódica el vello que crece dentro de la nariz, ya que obstruye la entrada de aire.

Existen casos más leves, en donde el vello se va debilitando con el paso de los años. Los pacientes no llegan a un nivel normal, pero si se hace más manejable. Además, la ciencia avanza y los procedimientos cosméticos para depilación definitiva, sirven de ayuda para quienes sufren esta molesta condición.

Las posibilidades de padecer hipertricosis congénita son muy bajas, sólo una en cada un billón de personas la tiene. Lamentablemente es una condición con la que las personas deben aprender a vivir, algo difícil ya que carga un fuerte rechazo social, por lo que quienes la padecen tienden a aislarse.

Hipertricosis Congenita El sindrome del hombre lobo 2
iStockphoto/Thinkstock

¿Has conocido o visto a alguien con hipertricosis congénita? ¿Cuál ha sido tu reacción al verle?