explora

El proyecto Manhattan

El proyecto Manhattan 1
iStockphoto/Thinkstock

El doctor Manhattan es uno de los personajes que aparecen en la serie Watchmen de DC Comics. El alter ego del doctor es Jonathan Ostermand, un físico estadounidense que estudia los "campos intrínsecos" de los objetos físicos. Se supone que cuando estos campos interfieren entre sí descomponen la materia en sus átomos individuales.

La historia del doctor Manhattan

Como debe pasar en cualquier cómic, Jonathan se ve afectado por estos campos cuando trata de recuperar el reloj de su novia, que había dejado olvidado en la cámara de experimentación. Misteriosamente la compuerta se cierra, queda atrapado, se volatiliza y es declarado oficialmente muerto. Aunque a partir de ese momento empiezan a producirse una serie de apariciones, un esqueleto sin cuerpo, un sistema circulatorio, hasta que Jon reaparece desnudo como un esbelto hombre azul.

Cuando los oficiales de turno le piden que ayude a los Estados Unidos a solucionar una nueva crisis, y de paso, salvar a la humanidad, Jon se niega a lucir otro símbolo que el del átomo de Bohr. Además decide que quiere ser conocido como doctor Manhattan, ¿pero por qué elige este nombre?

La carta de Einstein

La historia del proyecto Manhattan comienza con una carta de Einstein al presidente de los Estados Unidos  Franklin D. Roosevelt. Asustado por la posibilidad de que los nazis desarrollen una bomba atómica, informa al presidente sobre la viabilidad de la misma y la necesidad de desarrollarla antes que el enemigo. Poco después de esta carta Estados Unidos pone en marcha el Proyecto Manhattan.

La idea de una bomba atómica se derivada de la famosa expresión E = mc 2 . Einstein afirmaba que se podía convertir la masa en energía. Si tomamos los componentes de un núcleo atómico por separado y luego los unimos vemos que existe una variación de masa, esa variación de masa está relacionada con la energía necesaria para mantener unidos los componentes del núcleo, los protones y neutrones. Entonces, si rompemos el núcleo, esta energía se liberará.

El proyecto Manhattan 2
iStockphoto/Thinkstock

J.Robert Oppenheimer y la bomba atómica

Para dirigir el ambicioso proyecto que perseguía controlar toda la energía liberada al romper un núcleo se eligió a uno de los mayores científicos americanos Oppenheimer, proyecto desarrollado desde 1935 a 1945 y en el que se invirtieron más de dos millones de dólares. A este proyecto se incorporaron las mayores mentes del momento como Niels Böhr, Enrico Fermi o Ernest Lawrence.

Este proyecto se desarrolló con el nombre de Proyecto Manhattan, posiblemente para despistar a los espías alemanes, ya que se situó en el desierto de Los Álamos en Nuevo México. Fruto de esta investigación, el 16 de julio de 1945, hizo explosión la primera bomba atómica en el desierto de Alamogordo, conocida por el nombre en clave Gadget. La luz de la explosión fue tan intensa que los habitantes de un vecindario próximo afirmaron que vieron amanecer dos veces ese día.

Las reacciones tras la explosión fueron muy variadas, Oppenheimer recordó el libro sagrado hindú Bhagavad-guitá y afirmaría:

"Now I became dead, the destroyer of worlds" (Me he vuelto la muerte, el destructor de mundos)

La reacción del director de los tests: Ken Bainbridge fue también contundente, y le dijo a Oppenheimer:"Ahora somos todos unos hijos de perra" (suavizando un poco la expresión). Después de esta prueba fueron varios los científicos que firmaron una solitud pidiendo que no se usase el monstruo que habían creado, peticiones que cayeron en saco roto.

Como todos sabemos después se hizo uso dos veces de este "monstruo", el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima y el 9 de agosto de 1945 sobre Nagasaki, bombas conocidas como "Little Boy" y "Fat Man", muriendo 140 mil personas en Hiroshima y 80 mil en Nagasaki, con entre un 15 y un 20% de muertes por envenenamiento por radiación. Seis días después Japón anunció su rendición incondicional.

El doctor Manhattan tiene un poder en la serie de DC tal vez equiparable al de una bomba atómica, tal vez procedente de la energía liberada al descomponerse la matería que formaba su cuerpo y era capaz de liberarla a voluntad, un poder que afectaba profundamente a su personalidad, al igual que afectó a Oppenheimer.

El proyecto Manhattan 3
iStockphoto/Thinkstock

Hoy en día la energía nuclear usada bajo control es una fuente de electricidad indispensable para mantener el consumo energético actual, pero mal usada podría acabar con toda la humanidad. ¿Consideras que está justificado el uso de energía nuclear o deberíamos olvidarnos de ella?