explora

Grandes inventos: la pólvora

Blackpowder Measure
Lord Mountbatten/Wikimedia

La historia de la humanidad tiene en su haber muchos descubrimientos que jugaron un papel crucial en el desarrollo de nuestra civilización y en sus estilos de vida. Sin lugar a dudas uno de ellos ha sido la pólvora, pues revolucionó de manera radical las batallas, de tal modo que podemos decir, sin temor a equivocarnos, que este producto constituyó desde su creación el elemento básico de casi cualquier arma de combate. Los hombres pasaron de tirar flechas a utilizar rifles, cañones y granadas.

Conozcamos un poco sobre la pólvora, uno de los más grandes inventos de todos los tiempos.

China y la pólvora

La pólvora fue inventada por los alquimistas de la antigua China en el siglo IX. En principio se obtuvo mezclando azufre, carbón vegetal y salitre (nitrato de potasio). El carbón se obtenía de los sauces, aunque pasaron a usarse también plantas como la vid, el avellano, el laurel y el saúco, entre otros. Al moler bien los ingredientes y mezclarse, se obtenía un polvo llamado ‘serpentina’.

El proceso era complicado y muy peligroso, de modo que algunos alquimistas añadían algún líquido con el fin de minimizar los riesgos de incendio. Luego se dejaba secar la mezcla y se formaban perlas o pequeñas bolitas.

1024px Chinese Gunpowder Formula
PericlesofAthens/Wikimedia

¿Cómo funciona la pólvora?

En sentido general la pólvora consiste en una combinación de algún combustible (carbón), un oxidante (nitro) y el azufre, lo cual permite que se produzca una reacción estable. El carbono con el oxígeno forman así dióxido de carbono. El nitrato de potasio, por su parte, reacciona con el carbono y el azufre dando origen al nitrógeno y sulfuro de potasio, que junto a los gases de dióxido de carbono producen una expansión con efecto propulsor.

La pólvora produce una gran cantidad de humo, lo cual puede afectar la visibilidad en cualquier área de uso. Sin embargo, con un adecuado manejo de las proporciones de los ingredientes se puede disminuir la velocidad en que se quema y, por ende, la cantidad de humo resultante.

1024px Fleming cannon firing
Canon.vs.nikon/Wikimedia

Expansión de la pólvora

Hasta el siglo XIII la pólvora continuó estando bajo el monopolio chino. Pero entonces se introdujo en las rutas de comercio de la seda y pasó a Europa y al mundo islámico, con lo cual empezó a formar parte de muchas de las escaramuzas del período medieval, entre ellas la Guerra de los Cien Años y el asedio turco a Constantinopla. Primero se utilizó en cañones y luego, ya en el siglo XV, en armas de fuego. Con la aparición de las armas personales, se crea el soldado de infantería, lo que a su vez origina el ejército moderno.

Algunas armas modernas, como los fusiles, aún mantienen el uso de la pólvora, aunque ciertamente ya no es la fuerza explosiva con la que cuentan los ejércitos en la actualidad. Sin embargo, sí se utiliza para preparar fuegos artificiales en disímiles celebraciones.

Fireworks 4
Thomas Hawk/Wikimedia

Como hemos visto, la pólvora cambió radicalmente el concepto de la guerra que se tenía hasta entonces, revolucionó las armas y obligó a que se repensaran todas las estrategias ofensivas y defensivas para el combate. Por eso se le considera uno de los grandes inventos de la humanidad,  impulsora en el desarrollo de nuestra civilización.