Animales extraños: Blobfish

Animales extra%C3%B1os Blobfish
Alan Riverstone McCulloch/Wikimedia

Frente a las costas de Australia y Tasmania habita una de las criaturas más extrañas del reino animal: el blobfish.

Según los científicos, este espécimen, que vive a grandes profundidades y rara vez es visto por el hombre, está amenazado de extinción. ¿Quieres conocer un poco más sobre esta suerte depez tan raro? En OjoCientífico te complacemos.

Características del blobfish

Estos animales viven en el lecho marino, a grandes profundidades, entre los 600 y los 1200 metros, donde la presión es decenas de veces mayor que en la superficie del mar. La única manera en que pueden sobrevivir allí es porque en el proceso evolutivo renunciaron a la vejiga de gas que tienen otros peces para poder flotar y en su lugar desarrollaron un cuerpo compuesto principalmente de una sustancia gelatinosa, cuya densidad es menor que la del mar.

Esta masa viscosa les permite mantenerse flotando por el fondo marino sin necesidad de nadar y les da esa apariencia tan rara que nos hace considerarlo uno de los animales más feos del planeta. Por otra parte, no tiene músculos y su cara tiene forma triangular, dando la impresión de que estuviera frunciendo el ceño.

¿Cómo se alimentan los blobfish?

El blobfish se alimenta de erizos de mar, moluscos y crustáceos. Su modus operandi es muy simple: flota en el lugar mientras aguarda la llegada de alguna presa con la que no tenga que realizar ningún esfuerzo. Sus comidas entonces son escasas, pero no le afecta pues, con sus hábitos tan pasivos, no necesita una gran cantidad de alimentos. Precisamente este comportamiento hace que se le clasifique como perezoso.

Reproducción de los blobfish

Habitualmente el pez hembra de los blobfish pone muchos huevecillos de color rosáceo y se queda flotando sobre ellos, en algunos casos hasta se sientan como si los estuvieran empollando.

No es raro encontrar grupos de blobfish anidando unos cerca de otros en una región determinada, a veces con un metro de diferencia. Se desconoce aún cuál es el objetivo de estas zonas reproductivas, se cree que son zonas donde hay corrientes de agua más cálidas que suministran un flujo mayor de alimentos.

Peligro de extinción

Aunque el blobfish no es un pez comestible y no se le captura como alimento, lo cierto es que comparte el mismo hábitat que los crustáceos y, por tanto, corren el riesgo de ser capturados con estos en las grandes redes que se utilizan para pescarlos en el fondo marino. Los científicos creen que, si continúa este tipo de pesca de manera irracional, dicho animal correrá un gravepeligro de extinción.

Esperemos que se tomen medidas de preservación en las regiones donde habita este extraño animal: el blobfish, pez que nos confirma cuán creativo es el proceso evolutivo y cuántas posibilidades adaptativas pueden desarrollar los seres vivos.