Chernobyl y Fukushima: el inicio de dos desastres nucleares

The dangerous view   Pripyat   Chernobyl
Ben Fairless/Wikimedia

A pesar de que la catástrofe nuclear en Chernobyl contaminó medio planeta, sus consecuencias comenzaron a caer en el olvido hasta que un tsunami inundó la planta de energía Fukushima Daiichi en el 2011.

Al compararChernobyl con Fukushima, el dato alentador es que en Japón no ocurrió la fusión del núcleo, como sí sucedió luego de la catástrofe en Chernobyl.

Sin embargo, ahora sabemos que tres de los reactores de Fukushima se están derritiendo, contaminado radiactivamente algunas partes de Japón y el mar.

A continuación te contamos cómo se iniciaron estos dos desastres nucleares.

Abandoned village near Chernobyl
slawojar 小山/Wikimedia

El origen de los desastres nucleares

Chernobyl

En el caso de Chernobyl, los técnicos de la planta querían simular un corte del suministro eléctrico, con la intención de aumentar la seguridad del reactor.

Lo que pretendían averiguar era durante cuánto tiempo continuaría generando energía eléctrica la turbina de vapor, después de la pérdida del suministro de energía eléctrica.

Para ello, los operadores desconectaron los sistemas automáticos de emergencia, lo que violó el Reglamento de Seguridad Nuclear de la Unión Soviética.

Insertando las barras de control, bajaron la potencia del reactor a 30 megavatios. Como a esa potencia comienza el envenenamiento por xenón (lo que impide que el reactor se vuelva a usar por varios días), los operarios subieron manualmente las barras de control para aumentar la potencia, solo que subieron demasiadas.

Por norma, como mínimo debían dejar 30 barras de control, pero dejaron sólo 8.

Cernobylmb
Wanrouter/Wikimedia

Como los sistemas de emergencia estaban desconectados, la potencia del reactor subió de prisa y los operarios no lo notaron. A la 1:23 del 26 de abril de 1986, algunos en la sala de control comenzaron a darse cuenta de que algo andaba mal.

Cuando quisieron bajar de nuevo las barras de control usando un botón de emergencia, estas no respondieron debido a que posiblemente ya estaban deformadas por el calor y las desconectaron para permitirles caer por gravedad.

Se oyeron fuertes ruidos y entonces se produjo una explosión causada por la formación de una nube de hidrógeno dentro del núcleo, que hizo volar el techo de 100 toneladas del reactor provocando un incendio en la planta y una gigantesca emisión de productos de fisión a la atmósfera.

La explosión de Chernobyl voló la tapa del reactor y fragmentos del núcleo cayeron sobre los edificios aledaños provocando incendios.

Los restos del núcleo ardieron durante 10 días, produciendo una nube espesa de isótopos radiactivos equivalentes a 400 bombas de Hiroshima en la atmósfera.

Fukushima Daiichi

En el caso de Fukushima, el desastre nuclear fue consecuencia de los desperfectos ocasionados por el tsunami de Japón oriental, el 11 de marzo de 2011.

Los primeros fallos técnicos se registraron el mismo día en que se produjo el sismo con la detención de los sistemas de refrigeración de dos reactores y de cuatro generadores de emergencia.

VOA Herman   2011 03 16 Fukushima Evacuees 01
Steve Herman/Wikimedia

Como consecuencia de estos incidentes surgieron evidencias de una fusión del núcleo parcial en los reactores 1, 2 y 3, explosiones de hidrógeno que destruyeron el revestimiento superior de los edificios que albergaban los reactores 1, 3 y 4 y una explosión que dañó el tanque de contención en el interior del reactor 2.

Los desperfectos se fueron acrecentando, ya que hubo filtraciones de radiactividad al mar y al suelo y una semana después del accidente se detectaron partículas radiactivas en California y un mes después en España.

Escala INES Nivel de Gravedad

Ambos accidentes fueron calificados con el nivel 7 (accidente grave) de la escala INES.

Este nivel de la escala INESes para aquellos accidentes que tienen un impacto en las personas y el medio ambiente. Cuando se produce una liberación de material radiactivo que pone en riesgo la salud general y el medio ambiente y requiere la aplicación de medidas de contraposición.

1024px INES es
Silver Spoon/Wikimedia

Mi posición personal es en contra del el uso de la energía nuclear, mal llamada “energía limpia”, ya que al menor accidente, puede contaminar el ambiente y dañar la salud del hombre.

Muchos dicen que es una energía “segura”. Eso era lo que sostenía Japón y la empresa alemana Siemens, uno terminó en una catástrofe, la otra dejó de dedicarse a la industria nuclear hace tiempo.