La búsqueda extraterrestre avanza

La busqueda extraterrestre avanza 0 0
iStock/Thinkstock

La búsqueda de vida extraterrestre inteligente siempre fue uno de los pilares de la investigación astronómica, sin embargo, conforme las herramientas y los inventos van mejorando la posibilidad de encontrar vida es cada vez más cercana. A pesar de no poder declarar el hallazgo los mecanismos están avanzando y la ilusión se va haciendo cada vez más real.

Búsqueda extraterrestre

Los avances tecnológicos permiten que nuevas herramientas sean desarrolladas para la búsqueda de vida extraterrestre. Un campo en el que se ha trabajado mucho últimamente ha sido en el de los radiotelescopios, aquellos receptores de frecuencias radiales que permiten enviar y recibir mensajes estelares de todas partes del universo con un muy largo alcance.

El profesor Steven Tingay de la Universidad de Curtin en Australia ha hecho uso de un grupo de radiotelescopios llamados Australian Long Baseline Array, parte del proyecto SETI, para enviar e intentar recibir información desde un sistema solar con dos exoplanetas que podrían albergar vida.

La busqueda extraterrestre avanza 01 0
iStock/Thinkstock

Gliese 581

Este sistema solar, con su estrella principal llamada Gliese 581, es uno de los que ofrece mayores posibilidades de vida dado sus características planetarias y orbitales.

Lo magnífico y novedoso de este nuevo estudio es que se ha podido encasillar la recepción dirigida a solamente este sistema solar, que de paso decimos está muy lejos. En cierto sentido este es el primer paso para empezar a estudiar uno a uno todos estos planetas que podrían albergar vida.

A diferencia de los radiotelescopios convencionales, que también pueden recibir ondas de planetas lejanos, la suma de varios de estos radiotelescopios puede discriminar las ondas dependiendo de su lugar de emisión, y así detectar aquellos que provienen de la Tierra o de ondas que rebotan en satélites que orbitan la tierra.

Respuesta a las señales

A pesar de que los estudios realizados sobre Gliese 581 no han revelado ninguna señal significativa está claro que los avances en estas técnicas pueden darnos un acercamiento a una posible señal.

Los científicos aclaran que se recibió una señal de 7 megawatts per hertz que no era un mensaje pero era algo y esto significa que tal vez los posibles habitantes del planeta manejen las ondas de radio pero que no hagan uso de ellas para enviar radiofrecuencias espaciales.

La busqueda extraterrestre avanza 02 0
iStock/Thinkstock

Los estudios realizan un reconocimiento de onda que van desde 1230 a 1544 MHz. Aunque este sea un espectro chico de la inmensa radiofrecuencia no es un número aleatorio. Se elige esta onda por tratarse de una onda que comprende el hidrógeno neutro. Este es el elemento más encontrado en el espacio y por lo tanto el mejor canal para la emisión y recepción de señales.

Se supone que si una especie de vida extraterrestre inteligente tiene conocimientos sobre radio frecuencias espaciales también usará esta frecuencia para comunicarse.

La busqueda extraterrestre avanza 03 0
iStock/Thinkstock

De momento los estudios continuarán realizándose y se piensa que con la construcción del SKA, el nuevo conjunto de radiosatélites terrestres, la obtención de este tipo de información alcanzará los límites de lo imaginado.