explora

¿Por qué al emborracharme puedo perder la consciencia?

137231216
iStockphoto/Thinkstock

¿Alguna vez despertaste luego de una noche de fiesta y alcohol sin recordar nada de lo que había sucedido la noche anterior? No es algo de lo que tengas que sentirte orgulloso y si nunca te ha pasado mejor, pues una mirada científica nos muestra que no es tan divertido como puede aparentar.

Con el consumo de alcohol tienen lugar varios procesos que involucran el funcionamiento de la memoria y la atención. Algunos estudios sugieren que unas personas son más propensas que otras a la pérdida de memoria y el conocimiento con el cosumo de alcohol.

Así es que mientras algunas personas pueden ingerir enormes cantidades de alcohol sin perder el conocimiento, otras pueden tomar un par de copas de vino y desmayarse. Hoy en OjoCientífico vamos a ayudarte a entender un poco más cómo y por qué ocurre esto.

Pérdida de conocimiento fragmentaria inducida por el alcohol

93052733
iStockphoto/Thinkstock

Los investigadores han analizado un hecho en particular: la pérdida de conocimiento fragmentaria inducida por el consumo de alcohol. Se trata de que la memoria deja de funcionar correctamente y los recuerdos se pierden.

Durante el consumo de alcohol se pueden desarrollar todo tipo de actividades, aunque con dificultad y con muchísimos más riesgos que estando sobrio, pero el cerebro responde de todos modos.

Sin embargo, no funciona así la memoria, que pierde fragmentariamente su capacidad de retención. Cuanto más alcohol se consume, menos trabaja la memoria y más amplios se vuelven estos fragmentos.

Estudio de un borracho

115064897 0
iStockphoto/Thinkstock

Las investigaciones realizadas en la Universidad de Pennsylvania en cuanto a la pérdida del conocimiento en personas alcoholizadas se realizaron mediante el estudio de 24 estudiantes que entre dos y tres noches por semana consumían unos cinco tragos por noche cada uno.

Se separó a los mismos en dos grupos: por un lado aquellos que ya contaban con un historial de pérdidas de conocimiento por el consumo de alcohol y por otro lado los que tenían fama de resistentes.

Se escanearon sus cerebros en el laboratorio estando tanto sobrios como alcoholizados mientras realizaban un simple ejercicio de memoria.

Los resultados indicaron que ambos grupos mostraban patrones muy similares mientras estaban sobrios pero que a medida que ingerían el alcohol hasta en los niveles más bajos como 2 cervezas o 2 copas de vino, las respuestas y las reacciones en el juego se tornaban distintas.

Por ejemplo, aquellos que eran más propensos a la pérdida del conocimiento mientras bebían alcohol mostraron una disminución mucho más rápida en el desarrollo de las actividades cerebrales que están involucradas a la memoria, los recuerdos, el entendimiento y el funcionamiento cognitivo.

¿Por qué al emborracharse se puede quedar inconsciente?

118314374
iStockphoto/Thinkstock

Al día siguiente a la experimentación ninguno de los participantes declaró tener recuerdos fragmentados de la prueba y aunque los resultados del escaneo cerebral discrepaban, la falta de coincidencia podría sugerir que las pérdidas de conocimiento fragmentarias son diferentes en cada cerebro.

El doctor Wetherill, encargado de la investigación, sostiene que algunos individuos a pesar de tener una capacidad cerebral que pueda manejar y compensar el estímulo alcohólico hasta cierto punto, cuando intentan llevar a cabo algún esfuerzo cognitivo su cerebro se sobrecarga y no puede trabajar.

Los resultados y la investigación completa serán publicados en junio de 2012 en la revista “Alcoholism: Clinical & Experimental Research”.

¿Alguna vez te ha ocurrido algo así?