explora

Científicos: ¿Ateos o creyentes?

2946205825 0bbd4dceac b
brewbooks/Flickr

Desde que la lógica apareció en el mundo uno de sus primeros empeños fue el de separar la ciencia o el razonamiento puramente lógico, de la religión y otras creencias sobrenaturales. De todas formas, aunque la lógica y su pensamiento pragmático ha sido asociado a los científicos, una gran cantidad de ellos nunca ha abandonado su fe o ha negado la existencia de seres superiores.

Ciencia y religión

La ciencia y la religión han sido enemigos públicos desde los comienzos de la humanidad. La posibilidad de demostrar algo con hechos y la imposibilidad de demostrar algunas creencias religiosas han hecho que cada una discrimine a la otra.

Sin embargo, la lucha entre estas dos grandes fuerzas que dominan en gran parte nuestra especie, ha sido más bien llevada a cabo por la población en general y no tanto por científicos o profetas.

Es cierto que existen algunos ejemplos de científicos que declaran la NO existencia de dios y algunos profetas que enfatizan el mal camino de la ciencia, pero la época de las quemas de libros y de herejes ha quedado atrás y el mundo de hoy parece estar mucho más dispuesto a una coexistencia que hace varios siglos atrás.

Galileo before the Holy Office
Public Domain/Wikimedia

Ateísmo y agnosticismo

Una diferenciación que debemos hacer aquí para poder realizar un análisis más detallado del asunto, es la separación entre ateísmo y agnosticismo. El primer concepto se refiere a una persona que asegura la no existencia de dioses o deidades superiores.

Por otra parte, el término agnosticismo se refiere a las personas que consideran la religión como algo independiente a cada persona. Para los agnósticos las deidades pueden o no existir, no se hace ninguna afirmación o negación al respecto y afirman que es imposible demostrar la existencia o no existencia de los dioses.

133719322 7ee2ea53f3 b
RinzeWind/Flickr

Los científicos ateos, agnósticos y creyentes

Como ya dijimos, muchos científicos fueron quemados hasta la muerte por exponer un pensamiento diferente al establecido por la religión católica; esto llenó de madera la hoguera del problema de la lucha entre religión y ciencia. Sin embargo hubo y hay científicos que han hecho descubrimientos muy importantes sin alejarse del camino de su religión.

Uno de los casos más curiosos es el de el Charles Darwin, quien por culpa de su libro El Origen de las Especies y su teoría de la evolución, tuvo que lidiar años una guerra contra la iglesia y su creacionismo.

A pesar de haber aparecido como uno de los principales enemigos de la religión cristiana, Darwin escribió en uno de sus diarios privados sobre la imposibilidad de conocer con certeza el inicio de todas las cosas. En esa misma página también declaró que mantenerse agnóstico era lo más sensato.

Charles Darwin 01 0
Public Domain/Wikimedia

Otros casos de agnosticismo en la ciencia han sido los de Stephen Hawking, Albert Einstein y Carl Sagan. Estos pensadores han cambiado de forma rotunda la forma en la que vemos el mundo y la religión hoy en día, pero nunca desmitificaron la existencia de un Dios.

Sagan declaró que el principal problema de las religión occidental ha sido que el supuesto dios que se profetiza no es más que un dios de un pequeño planeta. No es un dios de la galaxia y mucho menos un dios del universo.

También existen científicos que se han declarado oficialmente creyentes, como es el caso de Francis Collins, quien dirigió el proyecto del genoma humano. Collins es uno de los científicos más importantes de la historia y ha afirmado que en su punto de vista la ciencia y la fe no se enfrentan necesariamente.

3349984634 12de62d786 o
mariopiperni/Flickr

Casos como el de Jane Goodall, una de las biólogas animales más importantes que existe, también ha declarado su estrecho vínculo con la religión cristiana, el cual no ha interferido para nada en sus maravillosos trabajos.

Estadísticas científicas

Un estudio realizado en 2009 en Estados Unidos ha comparado las masas científicas con la población general con el fin de demostrar las diferentes creencias de ambos círculos de la sociedad.

  • Por una parte, un tercio de la comunidad científica norteamericana dice creer en al menos un dios, mientras que el 83% de la población afirma esta creencia.
  • En el segundo caso, casi un quinto de la comunidad científica dice no creer en Dios pero sí en una fuerza superior, mientras que bajo la misma reflexión solamente un 12% de la población está de acuerdo.
  • Por último, aproximadamente dos quintos de los científicos afirman no creer en un dios bajo ninguna circunstancia, mientras que esto solamente se vio reflejado en un 4% de la población norteamericana.
5918019097 190598de13 b
brewbooks/Flickr

Esto nos lleva a una conclusión bastante clara: es cierto que existe un mayor grado de ateísmo y agnosticismo en la comunidad científica, sin embargo que un tercio de los científicos tenga creencias religiosas quiere decir que una convivencia entre ciencia y religión es más que posible.