explora

Telescopio espacial James Webb

Artist concept of the James Webb Space Telescope
NASAWikimedia

En materia de exploración espacial siempre hay nuevos estudios y avances, por más pequeños que sean. En este caso, hablaremos de un avance que, si bien falta para que sea concluido, será de los grandes. El telescopio espacial James Webb (abreviado por sus siglas en inglés JWST) será un enorme telescopio infrarrojo con un espejo principal de 6.5 metros; se espera que el proyecto esté terminado en el año 2018.

Este telescopio definitivamente será el observatorio mejor desarrollado, más grande y más impresionante de la próxima década, el cual será de utilidad para miles de astrónomos alrededor del mundo. Ayudará a estudiar algo que desde siempre queremos saber: todas las fases de historia de nuestro Universo, desde los primeros rayos luminosos luego del Big Bang hasta la (metafóricamente) más reciente formación de sistemas solares.

La creación de este telescopio es una colaboración de varias agencias internacionales: la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA). Este desarrollo en conjunto es lo que hace posible la creación de un equipo que permitirá cosas que hace años atrás eran completamente impensadas por los astrónomos.

El apartado técnico obviamente es impresionante, pero podemos destacar que los instrumentos de este telescopio están diseñados para trabajar primariamente en el rango de las señales infrarrojas, con solo un poco de capacidad en el rango de las ondas visibles por el ojo humano. Para ser más precisos, podemos decir que será sensible de la luz desde 0.6 a 27 micrometros en longitud de onda.

Lo que los científicos estudiarán mediante este telescopio son los siguientes temas:

  • El final de la edad oscura: las primeras luces y la reionización
  • La formación de las galaxias
  • El nacimiento de las estrellas
  • Los sistemas planetarios y los orígenes de la vida

Obviamente se tratará de un gran avance a nivel científico y tecnológico desde todo punto de vista, y le permitirá a la astronomía avanzar en la frontera del horizonte actual de la misma, que, considerando el hipotético tamaño del universo, aún es muy próxima.