Animales raros: el pulpo Dumbo

1024px Grimpoteuthis discoveryi
Public Domain/Wikimedia

Como sacados del más radical filme de ciencia-ficción, aparecen los pulpos del género Grimpoteuthis, más conocidos como pulpos Dumbo debido a las aletas en forma de orejas que sobresalen de sus cabezas, haciendo alusión al famoso elefantito de Disney. Estas criaturas marinas viven a profundidades inmensas –3000, 4000 metros– y se encuentran entre los más raros ejemplares hallados.

Los Dumbos pueden vaciar la capa transparente que tiene su piel a voluntad y, como el resto de los pulpos, son animales pelágicos, es decir, viven en mar abierto. Van hacia el fondo del mar en busca de sus presas –gusanos y crutáceos–, a las que comen de un modo extraño: la engullen de una vez.

Se desplazan impulsados por sus tentáculos mientras van disparando agua –propulsión a chorro con la protuberancia que tienen arriba– y agitando sus simpáticas orejas.

Las hembras y los machos se distinguen por las dimensiones y por los patrones de bombeo. Las primeras desovan en cualquier época de su desarrollo. Los machos, por su parte, poseen un segmento ampliado, especie de brazo que también tienen otros cefalópodos, el que hace las veces de órgano fecundador. Durante la cópula se produce la transferencia de gametos hacia el cuerpo de las hembras. Estas ponen los huevos en las rocas y conchas y dejan que los jóvenes se valgan por sí mismos.

Estos pulpos han sido encontrados en todo el mundo, aunque siempre en los fondos marinos. Mantienen el récord de animal que vive a mayor profundidad. Hasta el momento sólo se cuentan 18 especies descubiertas, pero si analizamos lo poco que conocemos de los océanos del planeta, no sería raro que en algún momento nos sorprendieran nuevos ejemplares.