Algunas ideas sobre el surgimiento del lenguaje

language
G.dallorto/Wikimedia

La posibilidad de expresar ideas, sentimientos, mundos culturales a través de la palabra distingue al hombre dentro del reino animal. La habilidad que tenemos para emplear el lenguaje tiene su basamento físico en la zona cortical, que no emite respuestas por instinto, sino que elabora conscientemente estructuras racionales. Pero esta herramienta tan poderosa, al igual que cualquier capacidad adaptativa, tuvo su origen y desarrollo.

Aunque no se sabe exactamente cuándo aparece el lenguaje, se supone que debe haberse producido como resultado de un amplio período evolutivo, durante el cual el cerebro humano fue especializándose cada vez más, de modo que se formaron recursos orientados a la comunicación. Los gestos y vocalizaciones fueron la primera manera de transmitir señales entre los miembros de un grupo.

Un paso siguiente debe haber sido la aparición de un sistema de sonidos fijos que hicieran representaciones elementales de la realidad ―probablemente animales, sentimientos, lugares, etc.―. Este tipo de lenguaje creativo fue empleado por el Homo Sapiens; sin embargo, se desconoce si algún otro homínido pudo articular un lenguaje aunque fuera muy primitivo.

Algunos científicos asumen que el hombre pudo haber llegado a copiar los sonidos a partir de los ruidos naturales. Según esta hipótesis se produjo un proceso de imitación, en el cual la creación es onomatopéyica. Los nombres verbales se formarían de acuerdo a cómo sonaba un objeto determinado cuando realizaba una acción. Una teoría similar defiende el origen a partir de sonidos emotivos como resultado de sensaciones ―hambre, sueño, dolor, miedo―. Sin embargo, el sistema lingüístico es demasiado amplio para que pueda ser reducido a simples onomatopeyas.

En cualquier caso, no es dudable que estos fenómenos coexistieran con otros de índole social y biológica. Uno de los más probables es la necesidad en los grupos de cooperar los unos con los otros con el objetivo de sobrevivir al medio. Muchos cantos y poesías son formas evolucionadas de este tipo de comunicación que anima e inflama el espíritu de trabajo o lucha.

Lo que sí resulta un enigma para la ciencia es cómo pudo pasar el hombre de indexar la realidad con etiquetas, a crear estructuras sintácticas de tal complejidad. ¿Cómo se generó una gramática tan complicada? El ser humano utiliza árboles de frases dentro de frases con patrones estructurales diversos. La formación de esta herramienta generativa del lenguaje humano se encuentra en pleno proceso de investigación. Al parecer, a la lingüística antropológica le queda un largo camino por delante.