¿Cómo percibimos los colores?

134723412
iStockphoto/Thinkstock

Nuestro sentido de la visión nos permite distinguir una amplia variedad de colores. La vista es el sentido que más utilizamos y del que mayor dependencia tenemos en casi todas las actividades, por lo que raramente nos preguntamos cómo funciona. Para comprender cómo percibimos los colores antes que nada debes saber qué son los colores y cómo se forman.

Los colores representan las distintas longitudes de onda de esa energía que tan bien conocemos y que llamamos luz. La luz que nuestro sistema de visión nos permite ver es apenas una parte del espectro electromagnético. Esta energía que proviene del Sol en forma natural, abarca desde los rayos cósmicos de más alta energía, luego los rayos gamma, rayos x, ondas de radio, ultravioletas y hasta los rayos infrarrojos, en ese orden. La parte que es visible para nosotros se sitúa entre los rayos ultravioletas y los infrarrojos.

Los colores se obtienen de la descomposición de la luz visible a nuestros ojos, y comprende lo que se ha llamado el espectro visual.

Básicamente, percibimos los colores por las propiedades de cada material que observamos. Esto hace que se refleje con mayor intensidad la frecuencia de onda correspondiente al color que percibimos y esto es tomado por nuestros ojos, cuyo funcionamiento se podría comparar a una cámara de alta complejidad.

Obviamente que hace falta luz para que todo esto funcione. La luz se refleja en los objetos y llega a nuestros ojos a través de la cornea para luego pasar a la pupila. Entonces se refleja una imagen en la retina y en las paredes del globo ocular. Allí es absorbida por pigmentos de células fotosensibles que reconocen las diferencias entre las distintas longitudes de onda de luz, es decir, los colores.

Estos fotorreceptores convierten la luz en señales electroquímicas que son procesadas por los circuitos neuronales que se encuentran en la retina y finalmente son enviadas al cerebro. Así es como podemos diferenciar los colores y tener una percepción del mundo que nos rodea mediante el sentido de la vista.