¿Cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Lo que debes saber sobre el esqueleto y sus cuidados

Cuantos huesos tiene el cuerpo humano 3
Digital Vision/Thinkstock

¿Cuántos huesos tiene el cuerpo humano? Muchos, claro, pero... ¿cuántos exactamente? Hoy queremos explicarte todo sobre los huesos: cuántos son, cuáles son los más importantes y algunas curiosidades sobre ellos. También te platicaremos lo que necesitas saber para mantenerlos en buen estado, porque después de aprender sobre ellos sólo querrás cuidarlos y protegerlos.

El esqueleto

Cuantos huesos tiene el cuerpo humano 2
iStockphoto/Thinkstock

Todos sabemos que el esqueleto de los humanos está compuesto por huesos, pero también forman parte de él los cartílagos, los tendones y los ligamentos. Esta estructura de nuestro cuerpo se divide en dos partes: la axial y el apendicular. La primera hace referencia a la sección central de nuestro organismo, a nuestro eje. Es decir, el cráneo, la columna vertebral y las costillas. El esqueleto apendicular, como señala su nombre, engloba los apéndices. Esta sección comienza en la cadera y los hombros, y abarca por completo a las piernas y los brazos.

Los huesos son la estructura básica que nos permite movernos, ya que sin ellos los músculos no tendrían a qué adherirse para moverse. Los huesos tienen tres propósitos fundamentales: la movilidad, dar estabilidad y estructura (como la columna vertebral y las extremidades), y por otro lado proteger a los órganos internos (como las costillas y el cráneo).

Un adulto tiene 206 huesos en total; los bebés, por su parte, nacen con muchos más: entre 270 y 350. Si alguna vez dudaste del hecho de que los bebés tienen más huesos aunque son más pequeños, ahora sabes que es cierto. El esqueleto de una persona al nacer está más compartimentado y los huesos son más flexibles. Esto es en parte porque el esqueleto aún no está completamente desarrollado, pero además cumple una función importante, dada la posición corporal que debe adoptar el bebé mientras está dentro del vientre materno. Esto también ayuda a que el bebé sea lo suficientemente flexible para poder nacer durante el parto.

El cráneo, el sacro, y los huesos de la cadera son algunos de los que se fusionan a medida que el o la bebé crece. Una vez desarrollado por completo, el cuerpo humano tiene 206 huesos y 230 articulaciones. Ahora, veamos con mayor detalle en dónde se localizan cada uno de ellos.

10 misteriosas partes del cuerpo humano que quiza no conoces 3
Spike Mafford/Photodisc/Thinkstock

El cráneo tiene 28 huesos — 8 craneales, 14 faciales y 6 en el oído —. Tenemos, además, 26 vértebras en total: 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, el sacro y el coxis.

En el tórax tenemos 25 huesos: el esternón y 24 costillas. De las 24 costillas, 14 son denominadas "costillas verdaderas", 6 son "costillas falsas" y 4 son "costillas flotantes".

La extremidad superior tiene 64 huesos: 26 en cada mano, 2 cúbitos, 2 radios, 2 húmeros, 2 homóplatos y 2 clavículas.

La extremidad inferior tiene 62 huesos: 24 en cada pie, 2 tibias, 2 peronés, 2 rótulas, 2 fémures y 2 coxales.

¿De qué están hechos los huesos?

10 misteriosas partes del cuerpo humano que quiza no conoces 7
Stockdevil/iStock/Thinkstock

Todos hemos escuchado en incontables ocasiones lo importante que es consumir calcio para que nuestros huesos estén sanos y fuertes. Lo curioso es que este no es el único elemento que los forma; es más, ni siquiera es el más abundante. Como explican los Institutos Nacionales de Osteoporosis y Enfermedades Óseas Relacionadas, los huesos son un tejido hecho en su mayoría por colágeno.

El calcio es lo que le permite a los huesos ser fuertes para soportar al resto del cuerpo y las actividades que realizamos en la vida cotidiana. Pero el colágeno es lo que los hace un tanto flexibles, lo cual es útil para evitar que se rompan con facilidad ante cualquier presión.

Cada hueso posee dos tipos diferentes de —perdona la redundancia— huesos. La capa exterior (cortical) es más densa y firme, mientras que la interior (trabecular) es más porosa y esponjosa. Gracias a esta combinación nuestro esqueleto es lo suficientemente resistente como para darnos soporte, pero sin ser demasiado pesado.

Los huesos y la edad

anciano enfermera caminar
wavebreakmedia / Shutterstock

Como sucede con el resto de nuestras células, con el paso de los años éstas tardan más en regenerarse. Cuando somos jóvenes, el cuerpo crea hueso nuevo más rápido de lo que se deshace del viejo. Pero al llegar a la edad adulta, el orden se invierte. Podrías pensar que esto sólo se debe a la edad, pero no. En cualquier etapa de la vida un médico podría pedir que te realices un examen de densidad ósea para conocer el estado de tu esqueleto, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Claro que es más común que este problema surja entre más años tengas. Por ejemplo, esta condición suele agravarse después de la menopausia en mujeres y después de los 70 años en hombres. Esta merma comienza a ocurrir, en general, a mediados de los 30, como señala el Colegio Americano de Reumatología (ACR).

La prueba de densidad ósea utiliza rayos X para calcular los gramos de calcio y otros minerales presentes en los huesos. Si este conteo es bajo, los huesos se vuelven frágiles y puede ser una señal de osteoporosis. Recuerda: entre más densos sean los huesos, más resistentes serán.

Las enfermedades más comunes en los huesos

osteoporosis  enfermedad  huesos
Tefi / Shutterstock

Seguro lo estás pensando y estás en lo correcto: la enfermedad más común referente a los huesos es la osteoporosis (la osteopenia es similar a ella, pero en un grado menor). Como vimos en el apartado anterior, esta condición se caracteriza por la pérdida de masa ósea y las mujeres son quienes suelen padecerla con mayor incidencia. Lamentablemente, sus síntomas son invisibles y sólo puede diagnosticarse mediante la prueba de densidad ósea. Por ello muchas personas descubren que tienen osteoporosis hasta después de una fractura.

Aunque la osteoporosis es un padecimiento que puede afectar a cualquiera y por ello no debemos ignorarlo, no es la única condición que atenta contra el esqueleto humano. Por lo general, se trata de enfermedades congénitas, pero nunca está de más conocerlas por si acaso. Aquí enlistamos algunas de ellas, explicadas por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel:

  • Osteonecrosis

Cuando se reduce el flujo sanguíneo que llega a los huesos, los tejidos óseos comienzan a morir. Se desconoce con exactitud qué la ocasiona, pero suele estar relacionada a heridas, procedimientos quirúrgicos, condiciones médicas y el consumo de alcohol.

  • Osteomalacia

Una deficiencia severa en vitamina D ocasiona que los huesos se ablanden. Esto puede ocurrir tanto por no ingerir la cantidad de vitamina D necesaria, como por una falla en los órganos que la absorben y activan.

  • Enfermedad de Paget

Este trastorno se caracteriza por el crecimiento desmedido de un hueso (nunca afecta al esqueleto por completo), el cual también se debilita. Suele presentarse más en la pelvis, la espina dorsal, los huesos de las piernas y el cráneo. No se han identificado sus causas aún, pero el responsable podría ser un virus o la herencia genética.

  • Displasia fibrosa

Cuando existe un problema con los genes de una célula, es posible que un hueso sano sea reemplazado por otro tipo de tejido. Sus efectos son el crecimiento de los huesos en formas anormales, que se fracturen e incluso que duelan.

  • Escoliosis

La escoliosis provoca que la columna vertebral de los individuos se curve, por lo general en forma de "C" o "S". Puede ser leve o necesitar tratamiento constante. No se ha identificado qué la desencadena.

  • Estenosis espinal

Esta enfermedad ocurre cuando la espina se vuelve más estrecha, ya sea en su centro, en el espacio entre los huesos que la forman o en los canales donde se encuentran los nervios. Esta presión se vuelve dolorosa y puede aparecer desde el nacimiento o a partir de los 50 años.

  • Osteogénesis imperfecta

En este caso, los huesos se vuelven débiles y se rompen con facilidad. Se presenta en diferentes niveles, desde leve a grave y no puede prevenirse ya que es una enfermedad genética.

Cómo cuidar de tus huesos

huesos pie dolor osteoporosis
ESB Professional/Shutterstock.com

Podría decirse que, a grandes rasgos, existen dos tipos de amenazas de las cuales debemos proteger a nuestros huesos: de las enfermedades y las fracturas. Las segundas se previenen al seguir las medidas de seguridad correspondientes a las actividades físicas que realizamos, así como usar el equipo que demandan. Pero si las fracturas se deben a un debilitamiento en el tejido, entonces los cuidados se dan en el día a día.

Para los huesos, es esencial la ingesta diaria de vitaminas y minerales, en especial de la D y el calcio. La vitamina D se consigue a través de la exposición moderada al sol y mediante la comida. Ésta se encuentra en alimentos como las yemas de huevo, el hígado y los pescados de agua salada. El calcio, en cambio, está presente en una mayor diversidad de ingredientes, como la avena fortificada, las sardinas, la leche, la soya y el jugo de naranja, por mencionar algunos ejemplos.

Si estás ante una deficiencia, se recomienda tomar suplementos alimenticios. La cantidad de calcio que debemos comer depende de la edad, pero entre los 19 a 50 años suele ser de 1,000 miligramos al día. La de vitamina D se mantiene contante hasta los 70 años, con una medida de 600 IU diarios. Ten en cuenta que un alto consumo de sodio y proteínas pueden hacer que el cuerpo se deshaga del calcio sin absorberlo.

En general, tu esqueleto se mantendrá en buen estado si mantienes un estilo de vida saludable. Ya sabes: con una dieta equilibrada, ejercicio regular (pero sin excederte para no lastimarte) y al evitar tanto el alcohol como el cigarro.

Otras 8 curiosidades sobre los huesos

Cuantos huesos tiene el cuerpo humano 1
iStockphoto/Thinkstock
  • El fémur es el hueso más largo del cuerpo, y mide aproximadamente un cuarto de tu altura.
  • El hueso más pequeño es el estribo, que se encuentra en el oído.
  • Los seres humanos tienen el mismo número de huesos en el cuello que las jirafas.
  • El hueso que más se rompe es la clavícula.
  • El 99 % del calcio que contiene nuestro cuerpo está en los huesos (el 1 % restante está en la sangre)
  • Hay más de 230 articulaciones móviles y semi-móviles en el cuerpo.
  • Los huesos representan el 14 % de nuestro peso.
  • El hueso más fuerte del cuerpo es el fémur.
  • El esmalte de los huesos es la sustancia más dura del cuerpo.

Ya sabes cuántos huesos tiene el cuerpo humano y algunas curiosidades sobre ellos. ¿Qué más te gustaría aprender sobre el cuerpo humano?

Te recomendamos: