explora

El antiguo lago del Sahara

El antiguo lago del Sahara
adisa/iStock/Thinkstock

Pensar en el desierto del Sahara indudablemente nos evoca sed y calor. Este gigantesco desierto que se extiende a lo largo y ancho del norte africano es una de las regiones más áridas e nuestro planeta, y los oasis no son, digamos, lo más frecuente que podemos encontrar aquí. Sin embargo, decenas de miles de años atrás esta región del planeta era un vasto lago, cuyos rastros comienzan a aparecer.

Ted Maxwell del Smithsonian National Air and Space Museum en Washington DC y sus colegas examinaron fotografías en alta resolución del suroeste de Egipto tomadas por la Shuttle radar Topography Mission de la NASA (SRTM), las cuales muestran indicios de lo que alguna vez fue un gigantesco lago que se extendía por lo que hoy es el desierto.

Las fotos fueron tomadas en febrero del año 2000, y puedes apreciarlas a continuación. Las mismas identificaron un área llamada Tushka, donde alguna vez el agua desbordó el Nilo formando un lago que se inició hace unos 250.000 años. Durante este período el Sahara era una región de pradera y de clima húmedo, pero el lago se extinguió hace unos 80.000 años, habiendo llegado a cubrir un área de 68.200 kilómetros cuadrados en su mejor momento.

El antiguo lago del Sahara 01
Geezet/iStock/Thinkstock

De esta forma es posible explicar la hasta ahora increíble aparición de fósiles de peces pertenecientes cronológicamente al último interglacial en Bir Tarfawi, 400 kilómetros al oeste del Nilo.

La evidencia apunta también a la existencia de mega-lagos que existieron en países como Chad, Sudán y Libia, e indagando un poco más sobre ello podríamos comprender mejor los patrones migratorios de los antiguos habitantes del continente africano.