explora

¿Descubren nuevo método para detectar el Alzheimer?

118197586
iStockphoto/Thinkstock

Científicos estadounidenses aseguran haber descubierto un marcador en el fluido espinal de los pacientes afectados por el mal de Alzheimer que podría ser la clave para un diagnóstico casi 100% efectivo de la enfermedad.

La investigación, encabezada por el Dr John Trojanowski de la Universidad de Pensilvania, incluyó a más de 300 pacientes mayores de 70 años, de los cuales 114 tenían memoria normal, 200 mostraban problemas de memoria y 102 sufrían el mal de Alzheimer. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay dieciocho millones de personas en el mundo que padecen esta enfermedad.

Luego de analizar del fluido espinal de estos pacientes, el equipo encontró un marcador  proteínico presente en el fluido espinal del 90 por ciento de las personas diagnosticadas con el mal de Alzheimer. El  marcador también se encontró en el 72 por ciento de las personas con deterioro cognitivo moderado,  trastorno que muchas veces precede el desarrollo del Alzheimer.

Con un seguimiento de cinco años, los investigadores fueron capaces de predecir casi con un cien por ciento de exactitud que pacientes iban a sufrir un pasaje de deterioro cognitivo moderado a mal de Alzheimer.

Al mismo tiempo, todos los pacientes sin problemas cognitivos en el momento de realizarse la prueba pero a los que se les detectó el marcador, desarrollaron la enfermedad en un plazo de cinco años. Esto sugiere que la patología esta activa aún antes de manifestar síntomas y podría detectarse mucho antes, permitiendo iniciar un tratamiento de protección del cerebro potencialmente mucho más efectivo.

Uno de los problemas con esta prueba es la extracción del fluido espinal que se obtiene insertando una aguja en el espacio entre vértebras y la extrayendo una pequeña cantidad del fluido en la médula espinal. Este procedimiento es muy doloroso, por lo que muchos pacientes le temen. Los investigadores buscan poder refinar el método de extracción para hacer de la prueba algo más simple y luego implementarla a gran escala.

Aun así los tratamientos paliativos para el Alzheimer tienen muchos avances por realizar antes de poder ofrecer mejoras significativas en la calidad de vida de los afectados, muchos de los cuales deben ser puestos bajo asistencia las 24 horas del día por su propia seguridad.