explora

¿Puede el consumo excesivo de antioxidantes causar Cáncer?

AA003914
Duncan Smith/Photodisc/Thinkstock

En color púrpura, células cancerígenas

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto del Corazón Cedars-Sinai ha demostrado que el consumo excesivo de suplementos nutricionales y/o vitaminas puede mutar células madre en el cuerpo y causar cáncer.

Si uno se mantiene dentro de los límites recomendados por un médico especializado a la hora de consumir antioxidantes, no hay razón para alarmarse ya que el estudio solo observa lo que ocurre cuando se consume una cantidad mucho mayor a la recomendada.

Como muchos grandes descubrimientos científicos, este surgió de manera accidental para el equipo de investigadores liderado por Eduardo Marbán el cual observó este fenómeno mientras trataban de investigar como crear tejido para el corazón humano.

Usando células madre, Marbán y su equipo están intentando encontrar una manera de crear tejido de repuesto para aquellos corazones que fueron dañados durante ataques cardíacos. Para evitar el riesgo de rechazo, el tejido es creado a partir de muestras tomadas del propio paciente y fue allí donde se produjo el descubrimiento.

Marbán y su equipo trataron de vencer el problema provocado por el porcentaje de oxígeno al que el nuevo tejido se ve expuesto en el ambiente de laboratorio, el cual en condiciones ideales ronda el 20%, lo cual es mucho más de 3 al 5 porciento al que el tejido está acostumbrado dentro del cuerpo humano. El exceso de oxígeno hacía que el 9% de las células fuesen rechazadas por anormalidades genéticas y trataron de resolver este problema añadiendo altas dosis de antioxidantes directamente a las células.

Allí notaron que existe riesgo de que las células expuestas  a esas cantidad abnormalmente altas de antioxidantes desarrollen anomalías genéticas que pueden terminar causando cáncer. Esto es una buena advertencia acerca de los riesgos de la automedicación, incluso en productos tan aparentemente inofensivos como suplementos vitamínicos, los cuales deben ser administrados bajo supervisión médica.