La Luna es el lugar más frío del sistema solar

[[{"fid":"118657","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]-Brrr!

No son buenos años para Plutón. El pequeño plutoide (por que se llama así) fue desterrado definitivamente del mundo de los planetas el año pasado, y ahora pierde incluso su diploma en frialdad al dejar de ser el lugar más frío del sistema solar. Su sucesor no es ni Urano ni Neptuno, como podríamos arriesgar, sino que un rinconcito que está a la vuelta de la esquina.

Se trata de la luna, que ha sido confirmada como el lugar más frío del sistema solar. No en su totalidad, por supuesto, sino que en el interior de sus cráteres más profundos, que al tener sombra permanente causada por sus paredes y un interior al que la luz solar no puede acceder, alcanzan temperaturas de nada menos que -240 ºCelsius. Esto es más de 30 ºC del cero absoluto, y unos 10 ºC menos que Plutón, cuya temperatura fue estimada en -230 ºC en 2006.

Los datos fueron revelados el jueves pasado por Richard Vondrak, investigador de la NASA, basándose en los datos del Lunar Reconaissance Orbiter (LRO), lanzada en junio y que puso a prueba su sensor de temperatura DIVINER, que le permitió medir estos valores.

Los mismos son prometedores para el obstinado interés de la NASA en encontrar agua en nuestro satélite. Con temperaturas tan bajas es altamente probable que en el interior de los cráteres pueda encontrarse agua en estado sólido. De  hecho, cálculos anteriores han demostrado que el agua y otros gases volátiles se evaporan en el espacio a temperaturas debajo de -220 ºC (o sea, a partir de -219 ºC).