explora

Para pensar: Ciencia y Dios ¿son sinónimos?

[[{"fid":"99780","view_mode":"default","type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]¿Quien es el de la derecha? ¿No tiene un aire a Charles Darwin?

La ciencia puede definirse como una de las vías para conocer el mundo. La mitología o la religión son vías igualmente válidas según la cultura de la que estemos tratando, pero indudablemente en nuestra civilización occidental la Ciencia en el más amplio sentido de la palabra es nuestra escala métrica para descubrir lo real.

¿Pero qué es lo real? ¿Qué es en el fondo lo que queremos descubrir? Filosofía pura y especulativa hasta cierto punto. El físico cuántico francés Bernard d’Espagnat, ganador del Premio Templeton por sus trabajos e investigaciones, arroja interesantes cuestiones en relación a ello en una imperdible entrevista a la BBC que me ha calado hondo y que me ha hecho pensar bastante.

Si para muchas personas que creen en un Dios y hacen ciencia existe una realidad divina que está velada (cosa que obviamente también se aplica para quienes creen en Dios sin hacer ciencia) ¿es posible que estén jugando a ser Dios al practicar una determinada disciplina científica?

Obviamente temas como los relativos a células madre o clonación entran de lleno en el debate. Pero ampliemos el espectro a cualquier tipo de disciplina. La antropología, la biología marina, la historia antigua o cualquier otra rama de la ciencia que tenga un objeto (o sea todas) intentan descubrir una realidad que desconocemos y que permanece oculta ante nosotros.

Por ello ¿es justo confundir la actitud y el compromiso científico con algo así como un accionar divino? La pregunta yace en el terreno de la filosofía, pero no hace falta ser ni filósofo ni científico para preguntárselo y encontrar respuestas tentativas.

Mi posición atea me limita bastante en las posibles conjeturas, pero podría decir tentativamente que en mi opinión la ciencia y la religión son inconciliables, y que cada una es una forma independiente de ver el mundo, una irreductible a la otra. ¿Pero cuál es tu posición? Me interesaría mucho conocer sus comentarios, así que los invito a opinar al respecto.