explora

¿Por qué los tiburones nadan tan rápido?

97166019 1
iStockphoto/Thinkstock

Debajo del agua, los predadores más temidos y con peor fama son los tiburones (aunque frecuentemente corren riesgos de ser destronados por las orcas). Estos animales poseen espeluznantes mandíbulas y son capaces de nadar a velocidades descomunales que pueden alcanzar hasta 80 kilómetros por hora. ¿Cuál es su secreto?

La científica Amy Lang de la Universidad de Alabama y su equipo de colaboradores han investigado con profundidad a los tiburones, estudiando a fondo los mecanismos y estrategias que utilizan para alcanzar semejantes velocidades. Aparentemente el secreto fundamental se esconde en su piel. Los tiburones poseen una piel que se compone de finísimas y pequeñas escamas, las cuales son completamente imperceptibles para nuestro ojo humano, pues miden tan sólo 200 micrómetros. Lo que hacen los tiburones es erizar sus escamas para así crear pequeños pozos en su piel que les permiten reducir la fuerza de rozamiento con el agua.

El caso es comparable al de una pelota de golf. Estas pelotas alcanzan velocidades muy altas cuando vuelan por el aire, y las pequeñas hendiduras que hay en su superficie les permiten contrarrestar las fuerzas de rozamiento. Con los tiburones y sus escamas ocurre exactamente lo mismo.

Este descubrimiento podría ser imitado en la industria naval  para la creación de submarinos que alcancen mayores velocidades al navegar debajo de la superficie y también virar más fácilmente.

Vía | ABCNews