explora

Nuestro planeta amenazado por un experimento sin precedentes

-->

Mientras tú estas tranquilamente leyendo este artículo escrito por mí, mientras algunos niños van a la escuela, albañiles levantan muros, ejecutivos cierran compras millonarias en Suiza y un pescador pesca el pez más grande de toda su vida, debajo de nuestro planeta se está gestando el mayor experimento ideado jamás.

Debajo de la frontera suizo francesa se está viviendo el preámbulo a un día crucial para el conocimiento científico: el diez de septiembre del año 2008; una fecha en la que responderemos a muchas de las interrogantes que se han suscitado a lo largo de la historia del conocimiento en referencia al Big Bang, y en la que tal vez seamos engullidos por un agujero negro.

En el Large Hadron Collider (LHC), una estructura a 300 pies por debajo de la frontera suizo francesa cuya construcción demandó 4.4 billones de libras esterlinas, se ensayará el experimento de recrear qué pasó en el famoso Big Bang, aquel instante hipotético en el que todo lo que conocemos tuvo forma inicial.

Esta es la máquina encargada de consumar el experimento

Con esta recreación se procurará descubrir nuevas partículas de materia y nuevas dimensiones aparte de las cuatro conocidas, que en teoría deberían manifestarse en estas billonésimas segundos post Big Bang que se procurará alcanzar con este experimento tan ambicioso como polémico.

Y es que los grupos científicos opositores a él no se han hecho esperar. Con semejante experimento algunos alegan que se crearían pequeños agujeros negros que engullirían a nuestro planeta en tan sólo un instante, y que con cuya aparición no se logrará otra cosa que destruirnos.

Quien llevan a cabo este experimento, el European Nuclear Research Centre (CERN), ha tranquilizado a todo el mundo diciendo que los pequeños agujeros negros desaparecerán antes de que puedan causar cualquier daño, y que lo que ocurrirá no será nada que no ocurra en la Naturaleza.

A decir verdad las declaraciones del CERN no tranquilizan mucho que digamos. Si las alegaciones a esto son ciertas el destino de todos podría estar amenazado con la consumación de este experimento. Pero bueno, tú sigue yendo a la escuela, pescando, cerrando tratos multimillonarios o leyendo este artículo, total en estos casos tu opinión, como la mía, no importa.

Vía | TheSun