Descubre lo mejor de la literatura clásica hecha manga y anime

Para que se realice la adaptación de una historia al anime, tienen que darse algunos elementos que contribuyan con la popularidad de la trama. Ya sea que el argumento haya salido de un manga reconocido, o bien un videojuego muy popular, se toma en cuenta la posibilidad de que la adaptación represente los rasgos que han hecho de esta historia algo exitoso y llamativo.

Sin embargo, cuando el anime daba sus primeros impulsos como medio cultural y artístico, el objetivo en casos fue diferente. Hace aproximadamente 50 años el anime se tomó en cuenta como medio educativo. Como un nuevo camino de llevar historias clásicas de la humanidad a los más jóvenes. 

De las letras a la animación.

Entre 1969 y 1997 se vio reflejada la puesta en marcha de varias series de anime que reinventaban las historias clásicas, había formas muy claras en las cuales debían ser tomadas estas nuevas iniciativas, adaptar un libro de la literatura clásica a un anime, y darle el estilo característico de una serie japonesa.

Mushi Production junto con Nippon Animation, establecida en 1975, se encargaron de dichas producciones, iniciando con la adaptación de la novela de Marie Louise de la Ramée  A Dog of Flandes (Un perro de Flandes), que causo un gran impacto dentro de la programación, ya que como bien los libros europeos no eran texto base en las escuelas la historia para los japonenses era completamente original.

A partir de esa adaptación se inició un interminable desfile de obras literarias convertidas en anime, entre las cuales estaban:

La novela Sin familia del Hector Malot cuyo nombre del anime conocemos como Remi, Los miserables de Víctor Hugo, Los huérfanos de Simitra de Paul-Jacques Bonzon, Las Aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain, Mujercitas de Louis May Alcott, La Isla del tesorode Robert L. Stevenson, y por supuesto, la más conocida Heidi de Johanna Spyri.

Por otro lado también se pudo tomar cierta libertad artística de parte de los guionistas y animadores, dando nuevas versiones a clásicos como la La Odisea de Homero, que fue adaptada en un anime de Sci-Fi llamada Ulises 31.

Y en 1997 conjuntamente con el Vaticano, la Tezuka Productions y Nippon TV desarrollaron la serie Seisho Monogatari, que fue conocida en nuestro medio como En el Principio: Historias de la Biblia, la cual estaba dedicada a narrar historias del antiguo testamento.

Mangas profundamente literarios

El manga también fue un medio de adaptación de estas historias. Pero al contrario del anime, que estaba orientado a los jóvenes, la producción de mangas basados en obras de literatura, estaban direccionados a contar de manera gráfica libros bastante pesados a nivel literario.

Los títulos que se publicaron y las obras en las que estaban basados, solo podían ser comprendidos desde una perspectiva más objetiva por su alto contenido filosófico, y en algunos casos abstracto.

La Metamorfosis de Kafka, Así habló Zaratustra de Nietzsche, Fausto de Goethe eran algunos de estos mangas que salieron a la venta, pero de seguro el más curioso de todos (a nivel social) y fue Mein Kampf (Mi Lucha) de Adolfo Hitler el cual se presentó como un relato gráfico y como si se tratara de un monologo interno.

Lo curioso de las adaptaciones literarias

No obstante también se adaptaron libros clásicos al manga como las obras de William Shakespeare, y obras curiosas como Little House on the Prairie (La pequeña casa en la pradera), escrita por Laura Ingalls Wilder, cuya conocida serie en Latinoamérica (La familia Ingalls, Los pioneros) fue transmitida en los 80, también tuvo su adaptación al anime llamado Laura, la Niña de la Pradera.

Entre otras adaptaciones se encontraron clásicos tales como Zukkoke Knight, Don Quijote de la Mancha, basada en la obra de Miguel de Cervantes, o míticas como El Rey Arturo, Entaku no Kishi Monogatari Moero Āsā, que llenaron la programación diurna en Japón hasta los años 90.

El anime en sí es un tema de estudio enorme, como también la cronología, influencias y percepción artística literaria del manga, singularmente creemos que la influencia primordial de cualquier serie de anime es la historia, y la literatura clásica se llama así por alguna razón, por supuesto está llena de historias increíbles que generaron en grandiosas series, que las llevaron a confirmar su estatus de universales.

¿Viste algunas de estas series? ¿Las leíste? ¿Qué te parecieron?