Will Eisner: Pionero de la Novela Gráfica

Will Eisner
Pattymooney/Wikimedia

Cada año, en la Comic-Con de San Diego se realiza la entrega de los Premios Eisner. Por esta razón es comprensible que cualquier fanático del cómic conozca el nombre o que al menos, le resulte familiar.

Popularmente reconocido como el "padre de la novela gráfica", Will Eisner (1917-2005) juega un papel muy importante en la historia del cómic.

De origen judío y nacido en 1917, el autor de obras como A Contract With God y The Dreamer vivió su juventud temprana en Nueva York y comenzó antes de los veinte años a trabajar en lo que sería el oficio de su vida: la creación de historietas.

The Spirit

En 1937 fundó con "Jerry" Iger el Eisner-Iger Studio y juntos, produjeron una gran cantidad de historietas, tanto para publicaciones estadounidenses como extranjeras.

En 1940, ya disuelta la sociedad Eisner-Iger, apareció The Spirit Section, un suplemento dominical distribuído a veinte periódicos distintos y que recaudó cinco millones de lectores durante esa década.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Eisner fue reclutado por la U.S. Army y dedicó una temporada al "arreglo de asuntos" relacionados con su participación en el conflicto armado. En ese lapso, el sindicato de periódicos utilizó escritores fantasma y a otros artistas para continuar la popular serie.

The Spirit se publica sin interrupción hasta 1952, año que marcó temporalmente el distanciamiento creativo de Eisner del mundo del cómic.

Will Eisner Spirit
Origafoundation/Wikimedia

Entre la novela y el cómic

Justamente en 1952, el autor asume la dirección de su empresa, American Visuals Corporation, dedicada a la realización de cómics e ilustraciones.

En los últimos años de la década de los setenta, Eisner regresa al trabajo creativo y pone en boca de todos una forma diferente de hacer cómics, pero también, de hacer novelas. Algo entre una novela con ilustraciones y un cómic extenso y de una sola entrega, es decir, la novela gráfica.

A partir de 1978 el autor desarrolló una gran cantidad de obras, y como su trabajo es referencial para cualquier fanático de la historieta, he aquí algunos títulos que vale la pena revisar: A Contract With God (1978), Life In Another Planet (1978), The Dreamer (1986), To The Heart Of The Storm (1991), Invisible People (1991-1992) y The Plot (2005).

Por todo lo que se retrata en este artículo y por el valor intrínseco que tienen las obras de Eisner, si todavía no has leído nada de su autoría y te consideras un amante de la historieta, no pierdas más tiempo y dedícale algo de tu atención a este importante (muy importante) creador y pionero del género.