pop

7 increíbles vehículos de películas de ciencia ficción que ya existen en la actualidad

10 vehiculos de ciencia ficcion que existen en la actualidad 1
Choo Studio / ShutterStock

No hay frase más cliché y repetida en el mundo de la ciencia que <<el futuro es ahora>>. Sin embargo, hay mucho de cierto en ello, sobre todo si miramos al pasado y las predicciones que se hacían 100 años atrás.

Si bien algunas pecaron de exageradas y nunca sucedieron (como aquella que decía que para el 2000 estaríamos viviendo en ciudades voladoras), otras se han convertido en realidad, como es el caso de estos 7 vehículos de películas de ciencia ficción que ya existen en la actualidad.

1. 2001: Una odisea en el espacio (1968)

Cómo no mencionarlo a él, uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos (y a su obra maestra). En la película, se pueden comprar pasajes para viajar al espacio en líneas aéreas comerciales y pasar tiempo a bordo mirando televisión conectada a los asientos o usando dispositivos muy parecidos a una tablet de hoy. En la actualidad, Virgin Galactic ya está realizando vuelos de prueba para ser la primera aerolínea en dar vuelos comerciales al espacio.

2. Fuga en el Siglo XXIII (1976)

Se trata de una novela que tuvo su propia adaptación para la pantalla grande, ganadora de un Premio Oscar a la categoría <<Mejores Efectos Visuales>>. Luego de que una catástrofe acabara prácticamente con la vida sobre la tierra, los sobrevivientes se recluyen en una cúpula gigante aislada del mundo exterior controlada por computadoras. Dentro de la misma, un sistema de monorriel comunica a los pasajeros, que se transportan en vehículos pequeños muy parecidos a los instalados en el aeropuerto de Heathrow a fines de 2015.

3. Star Wars (1977)

Los fanáticos de una de las sagas más importantes de la historia del cine también podrán encontrar un vehículo visto en la película que, en cierta forma, se puede encontrar hoy en día. En la película podemos ver los <<landspeeders>>, vehículos capaces de suspenderse encima del suelo y viajar a altas velocidades sobre practicamente cualquier tipo de terreno.

En la vida real tenemos los Hovercrafts, naves que se desplazan de la misma forma sobre el agua. Si bien aún no se ha intentado llevar esta tecnología a tierra firme, Toyota ya se encuentra trabajando en un proyecto que podría eliminar de una vez y para siempre a la rueda.

4. Blade Runner (1982)

El film de Ridley Scott es un clásico de culto de la ciencia ficción al que se le puede atribuir más de un invento que aparece en esa versión distópica de Los Ángeles en 2019. Por ejemplo, los autos de policía voladores de la película llamados Spinners. Estas máquinas podían despegar verticalmente y volar de forma muy parecida a un helicóptero... algo que también pretende hacer la firma Terrafugia, cuyo prototipo de auto volador estará listo para 2018.

5. Volver al Futuro II (1989)

Obviamente no podía faltar uno de los inventos más codiciados en la historia del cine de ciencia ficción. No, no hablamos de la máquina del tiempo del Doctor Emmet Brown, sino de la patineta voladora que usa Marty McFly en Volver al Futuro II. Si bien todavía falta mucho para ver un invento así producido en masa, algunas empresas ya están fabricando prototipos (bastante rudimentarios) de patinetas capaces de levitar sobre el suelo, como el Hendo Hoverboard.

6. El Vengador del Futuro (1990)

La película protagonizada por Arnold Schwarzenegger no solo es recordada por ser una de las más caras jamás producidas sino también por ser el film que catapultó a Sharon Stone a la fama. Muchos todavía conservan en su memoria a Johnny Cab, un taxi manejado por un robot humanoide bastante aterrador que, de alguna forma, es bastante similar al proyecto que Google y Uber están llevando adelante para lanzar al mercado servicios de transporte conducidos de forma autónoma. 

No solo peliculas: estos libros también anticiparon el futuro

Un expreso del futuro (1888)

En este cuento corto, el autor Michael Verne (hijo de Julio) menciona la existencia de un túnel trasantlántico que transporta pasajeros a alta velocidad a través de un tubo neumático presurizado. ¿Suena familiar? Será porque es muy similar a uno de los proyectos más ambiciosos de Elon Musk, el Hyperloop: un tubo subterráneo que será capaz de transportar pasajeros de Nueva York a Los Ángeles en menos de 35 minutos. 128 años más tarde, la fantasía podría ser realidad.

La noche de los acorazados (1903)

tanques rusos y joysticks de play 1
Russian Presidential Press and Information Office via Popsci

En este cuento corto del brillante H.G. Wells, el autor describe por primera vez en una ficción lo que después sería una de las armas más mortiferas del Siglo XX: el tanque de guerra. La precisión con la que realiza la predicción es escalofriante: máquinas de metal de 30 metros de largo, con una torre en su techo capaces de circular en todo terreno gracias a sus 8 pares de ruedas. Los primeros tanques de guerra comenzaron a ser usados apenas 12 años más tarde, luego del estallido de la Primera Guerra Mundial.

Armagedón 2419 (1928)

Esta novela futurista ambientada en el Siglo XXV cuenta que luego de la Primera Guerra Mundial, los mongoles consiguieron dominar el mundo. Los estadounidenses, que se recluyeron en areas inóspitas tras ser conquistados, consiguen reconstruir su civilización y sublevarse gracias a diversos inventos, como mochilas capaces de propulsar a las personas 15 metros por encima del suelo. Eso ya lo conocemos, y se llama JetPack.

Todos sobre Zanzibar (1969)

Se trata de una novela escrita por John Brunner que relata distintas historias que suceden en el mundo en el año 2010. En esa versión del futuro, que se presenta como una antiutopía, Estados Unidos es gobernada por el Presidente Obomi (les juramos que esto es verdad) y en las calles de todo el mundo circulan autos eléctricos recargables. Para fines de 2015, ya había más de 1.26 millones de estos vehículos circulando en todo el mundo.

Bonus Track: vehículos futuristas que amamos

Tron (1982)

Yo, Robot (2004)

Lo que en su momento fueron simples conceptos, inventos o delirios irrealizables en la mente de un escritor, guionista o director, hoy son objetos reales que ya están presentes entre nosotros. Estos vehículos de obras de ciencia ficción pronto serán parte de nuestra vida cotidiana. ¿Pensás que nos faltó alguno?