pop

7 trilogías cinematográficas que no fueron

7 trilogias cinematograficas que no fueron 1
Paramount Pictures

Las adaptaciones de novelas o sagas literarias pueden ser fuente para algunas de las mejores películas que se hayan visto. Solo hay que pensar en la trilogía de Lord of the Rings o la saga de Harry Potter, por mencionar solo unos ejemplos.

Sin embargo, hay veces que las trilogías o franquicias fílmicas basadas en libros (u otros formatos previos) no logran concretarse, ya sea por causa de una mala recepción por parte de la primera película, por cuestiones legales en torno a los derechos sobre la obra original, o bien por culpa del “vil metal” (cuestiones económicas).

Sea por los motivos que sean, a continuación te presentamos (según su fecha de estreno) 7 trilogías o franquicias cinematográficas que no llegaron a existir.

Ver también: Las 8 mejores trilogías que no son sagas ni secuelas

Lemony Snicket's A series of Unfortunate Events (2004)

La película adapta de manera resumida pero bastante prolija los tres primeros libros (Un mal principio; La habitación de los reptiles; y El ventanal) de una colección de 13 novelas juveniles escritas por Daniel Handler.

La película, protagonizada por Jim Carrey como el villano Conde Olaf, fue muy bien recibida por el público y la crítica, por lo que se charló la posibilidad hacer dos secuelas más, o incluso una franquicia completa. Pero debido a problemas con los acuerdos legales sobre las obras, el proyecto se atrasó tanto que los actores principales maduraron y perdieron su aspecto juvenil. Pensando que el público reaccionaria mal ante el cambio de reparto el proyecto para esta franquicia se vio cancelado.

Para este año, Netflix está completando la primera temporada de una serie que adaptaría toda la saga para la pantalla, con Neil Patrick Harris interpretando al malvado e histriónico Conde Olaf.

Eragon (2006)

Una película de fantasía y aventura basada en el primer libro de la tetralogía El Legado, escrita por Christopher Paolini, sobre Eragon (Ed Speleers) un joven granjero que encuentra un huevo del que nace la dragona Saphira, con la que forma un vínculo que los volvería uno de los desaparecidos Jinetes, antiguos guerreros y líderes. Ambos deciden unirse a una rebelión para derrotar al tirano que gobierna el reino.

La película fue planeada desde su mero guion para convertirse en una franquicia de, como mínimo, tres películas –no es de extrañar que su final sea un cliffhanger al presentar el antagonista de su supuesta continuación–.

La taquilla del film fue bastante positiva, además se recuperó mucho gracias a la realización de su video juego y las ventas de derechos para DVD, pero tanto los críticos especializados como los independientes destrozaron a la película, comparándola con malas copias de sagas fílmicas previas, como Star Wars y Lord of the Rings, lo cual tiró abajo cualquier esperanza de una secuela.

The Golden Compass (2007)

Basada en la novela fantástica Luces del norte del autor Philip Pullman y el primer libro de la trilogía de fantasía titulada La materia oscura. Está ambientada en un mundo alternativo donde los humanos conviven con un daimonion –el alma de una persona corporizada fuera del cuerpo en la forma de un animal parlante–, la protagonista Lyra Belacqua (Dakota Blue Richards) es una huérfana de once años que hereda una brújula dorada (aletiómetro en el original), un mecanismo que puede dar cualquier respuesta a su usuario. Viéndose perseguida por miembros del Magisterio que quiere controlar el mundo, Lyra huye hacia el norte, donde descubre la primera de las múltiples conspiraciones de las que el Magisterio es culpable, iniciando una guerra entre un grupo diverso de clanes y seres fantásticos.

La película tuvo una respuesta medianamente positiva (a pesar de dejar varios puntos importantes de la historia fuera de la adaptación) y ganó un Oscar a los mejores efectos especiales. Pero sus números en taquilla no alcanzaron la cantidad deseada por New Line Cinema, por lo que se consideró un fracaso económico leve que imposibilitó iniciar la producción de sus dos secuelas, las cuales ya se habían comenzado a adaptar a guion.

Ver también: Las 8 franquicias más exitosas del cine de terror

Inkheart (2008)

Una adaptación de Tinterherz, el primer libro de la trilogía infantil escrita por Cornelia Funke.

La historia gira en torno a Mortimer Folchart (Brendan Fraser), un curador de libros que descubre que es un “Silver Tongue” (un humano con la capacidad de traer a la vida cualquier libro que lea en voz alta), cuando libera accidentalmente a un villano de un libro que se roba la copia del texto para evitar ser enviado nuevamente a su mundo, donde terminaría muriendo.

Las críticas sobre la película fueron mixtas, por un lado se la consideró una historia fresca y original, pero cargada de clichés que le quitaron mucho brillo al resultado final, teniendo además un final algo forzado y apresurado. El caso de esta película fue algo particular, ya que se realizó dejando su final y varios componentes de la historia bastante alejados de los que planteaba el libro, dando a entender que la productora no tenía mucha confianza en el éxito de la misma, por lo que nunca se habló oficialmente de completar una trilogía adaptando los otros libros.

The Last Airbender (2010)

Escrita, producida y dirigida por M. Night Shyamalan, esta es una adaptación ultraresumida no de una novela, sino de la primera temporada de una serie animada llamada Avatar: The Last Airbender(2005) presentada por Nickelodeon, la cual está ambientada en un mundo dividido en cuatro naciones, donde ciertas personas nacen con la habilidad natural para controlar mediante movimientos marciales y concentración, uno de los cuatro elementos de la naturaleza (agua, tierra, fuego o aire), habiendo un Avatar en cada generación que es capaz de controlar los cuatro elementos para mantener el balance de la naturaleza.

La película fue considerada un fracaso total, no solo por los seguidores de la serie original, sino también por espectadores que no la conocían, fallando en su historia, decisión de reparto, actuaciones y varios puntos que no vale la pena detallar. Shyamalan sin embargo tenía fe en su proyecto y había planteado dos secuelas adaptando las temporadas siguientes del programa y había preseleccionado varios actores para los nuevos personajes. Pero debido a la crítica tan negativa, nunca se aprobó el proyecto.

I Am Number Four (2011)

Casi una película independiente, dado la poca inversión para promoción y marketing que recibió previo a su estreno a pesar de su nada despreciable presupuesto.

Basada en el primer libro de la saga Los Legados de Lorien, la cual aún sigue activa y va por su decimosegundo libro escrito en conjunto por James Frey y Jobie Hughes bajo el seudónimo de Pittacus Lore. Cuenta sobre John Smith (Alex Pettyfer) un joven adolescente que en realidad es uno de los nueve extraterrestres del planeta Lorien que emigraron a la Tierra escapando de un invasor. Cuando dos de sus compañeros son asesinados, John se vuelve el siguiente blanco.

A pesar de ser una película bastante amena que podría haber sido el inicio de una franquicia, paso bastante desapercibida por la crítica, la cual la catalogó como un film pasatista y olvidable. Existen varios fanáticos de la saga literaria que aún esperan la adaptación de The Power of Six, pero hasta el momento no se ha mencionado ningún plan de realizarla.

Ender's Game (2013)

Basada en el primer libro de una saga de seis novelas juveniles de ciencia ficción escritas por Orson Scott Card.

La película está ambientada en un futuro en el que la humanidad ya ha pasado por dos conflictos bélicos con una raza extraterrestre, por lo que ha cambiado su estructura social para entrenar a cadetes desde muy jóvenes en una serie de juegos tácticos en gravedad cero para entrenarlos como soldados para el venidero tercer ataque extraterrestre. Aquí es donde se presenta a Andrew "Ender" Wiggin (Asa Butterfield), un niño con una gran capacidad táctica y estratégica.

La película tuvo un éxito moderado pero nada despreciable, pero su secuela (Speaker of the Dead) se ve algo lejana debido a que el primer film no recaudó lo suficiente como para solventar los gastos de producción a pesar de que el guion ya fue escrito y aprobado. Esta baja en la recaudación se debio en parte al boicot realizado a la película a causa de las declaraciones en contra de la homosexualidad planteadas en la novela original por el autor.

Ver también: 13 franquicias que abusan o abusaron de la tolerancia del espectador

¿Qué otra trilogía o franquicia fílmica truncada conoces?