explora

5 estereotipos de mujeres que el cine ha creado

5 personajes de mujeres tan trabajadoras que no celebrarian nunca un feriado
20th Century Fox

Personajes como Katniss Everdeen (The Hunger Games) y Tris Prior (Divergent) están cambiando los estereotipos femeninos en el cine. Bueno, no en realidad. Según un estudio, el 58 % de los personajes femeninos en películas de acción tienen una actitud sumisa. El 42 % de ellos, son dominados por el héroe masculino de quien están enamoradas.

Y claro, las mujeres no hacen más que hablar de ellos. De cómo son, los problemas que tienen, cuánto los aman… Según el cine, eso es todo lo que hacemos las chicas y nos definimos por la relación que tenemos.

De eso se trata el test Bechdel que solo pasan los filmes en los que dos personajes femeninos entablen una conversación sin hablar de un chico. The Girl With the Dragon Tatoo, Tomb Raider y Underwold (protagonizadas por mujeres fuertes) no pasan la prueba. ¿Qué te parece?

Este es el estereotipo femenino que más pondera en Hollywood, pero no es el único. Estos son algunos de los personajes que dan cierta “reputación” a las chicas.

Directores de cine: ¡es momento de parar!

La felicidad es una tarjeta de crédito

Aunque Confessions of a Shopaholic (2009) debe ser el filme más emblemático de este estereotipo, es sencillo encontrar otros ejemplos donde las mujeres parecen tener un absurdo deseo por comprar sin control.

Vimos a “Cher” Horowitz (Clueless) ir de tiendas para sentirse mejor. Ni contemos la cantidad de veces que las de Sex and the Citypasaron la tarjeta y salieron de los centros comerciales con una gran sonrisa. Jenna Rink (13 Going On 30) compra sin parar cuando descubre que es una adulta adinerada y es imposible olvidar la dulce venganza de Vivian Ward (Pretty Woman) quien compra sin parar (gracias al dinero de su “jefe temporal”) y entra a una tienda donde fue rechaza el día anterior por su mal aspecto.

Las mujeres compran… ya lo entendimos. Pasen la página.

Hollywood y la moda:¿Qué se usaba en los 90? 9 películas que definieron la moda hace un par de décadas

Reina del hielo = Mujer exitosa

“La única razón por la que Miranda es señalada es porque es mujer”, dice Andy Sachs sobre su jefa, la reina del hielo, Miranda Priestly (Devil Wears Prada).

Ella es la típica representación cinematográfica de que, para que una mujer pueda tener un negocio exitoso, debe ser un demonio únicamente centrado en su carrera. Probablemente fue Margareth Tatcher y no Hollywood la que nos dio esa fama, pero bien que las películas se han encargado de fomentar la idea.

¿Un ejemplo más cercano? Claire Dearing en Jurassic World. Ella está al mando del parque temático a costo de sus relaciones amorosas y sin siquiera compartir con su familia. Cuando sus sobrinos llegan de visita, le representan una verdadera molestia.

Mujer soltera = desesperada por afecto

Ginnifer Goodwin parece la reina de este estereotipo. Lo interpreta cuando es Gigi enHe’s Just Not That Into you (2009), junto a otro grupo de mujeres que parecen desesperadas por entender a los hombres.

También lo hace en Mona Lisa Smile, cuando es Connie, una chica que siente que se le está pasando el tiempo y quedará solterona. Ambas son mujeres desesperadas por atención, persiguen a su presa y se hacen novelas mentales de relaciones.

Si la cosa no evoluciona, de seguro se convertirán en el otro estereotipo: la loca de los gatos. Solterona, con una casa llena de felinos y amargada, como la profesora Nancy también de Mona Lisa Smile o Joan Wilder en Romancing the Stone. Hollywood y mujeres del mundo: un hombre no da felicidad. Pónganse a leer.

La damisela en apuros

No ha escena que describa mejor a la damisela en apuros, que aquella en Shrek The Third, cuando las princesas son secuestradas. Fiona les dice que hay que hacer algo y ellas se ponen “en posición”, esperando ser rescatas.

No es cosa exclusiva de Disney. Las mujeres suelen ser un accesorio para que el héroe masculino brille. ¿Otro gran ejemplo? Bella Swan (Twilight). Tan frágil, tan poca cosa, tan “nadie me quiere ni me querrá”… Llega Edward Cullen, el chico de ensueño y la salva de tal forma, que ella le entrega su humanidad. Nena, hay vida más allá de un “macho”.

Sexy = Perra

Otro cliché de Hollywood que le ha destruido la mente a muchos: si una chica es linda o sexy, es una desgraciada. Se aprovecha de su cuerpo y su sexualidad para conseguir lo que quiere, tal como Poison Ivy en Batman & Robin, Debbie Jellinsky en Addams Family Values o Catherine Tramell en Basic Instinc.

Hay otra variación: la chica es sexy pero lo oculta con piel de corderito, lista para morder y destruir a lo Regina George (Mean Girls) o como Kathryn en Cruel Intentions.

¿Has visto otros estereotipos molestos en el cine? ¡La industria cinematográfica tiene que cambiar!

Aunque les da pereza: 7 estereotipos y lugares comunes que siguen apareciendo en el cine