pop

Ghostbusters: la controversia continúa

Si has estado en internet en los últimos meses, probablemente te has enterado: la nueva película Ghostbusters ha generado una desproporcionada reacción adversa y muchos fanáticos de la original han entablado una suerte de campaña de desprestigio y boicot. 

Su primer tráiler, difundido en marzo, es el que más “no me gusta” (pulgares para abajo) ha cosechado en la historia de los tráilers de YouTube. 

Ver también: Estos 5 trailers de películas generaron controversia entre los fans y bastantes dislikes en YouTube

Y ha sido en general el argumento principal para lo que estos fanáticos sostienen: que esta Ghosbusters de 2016 es la peor aberración que ha cometido Hollywood, la peor película de la historia

Una película muy mala, según los que no la vieron

Es cierto que aquel tráiler no genera demasiada confianza en la película y que algunos de los chistes no parecen tener el efecto deseado, pero ¿es esto suficiente para llegar a tener el tráiler más odiado de internet? ¿Para que se genere una campaña masiva en contra de la película cuando nadie siquiera la ha visto y no se puede saber si es realmente mala?

Probablemente no, pero si sumamos un elenco protagónico completamente femenino a una franquicia previamente dominada por reconocidos actores y comediantes masculinos, la receta está completa.

Los tiempos han cambiado, evidentemente, y así como no se pueden juzgar algunos subtextos levemente machistas de la genial Ghostbusters original con ojos modernos, entrenados en la corrección política incesante y hasta ocasionalmente excesiva, tampoco se puede esperar en reboot de Ghostbusters en 2016 que no actualice o modernice varios aspectos, esperablemente respetando la esencia y el espíritu de la original.

Sony Pictures

Ver también: Ghostbusters: nuevos clips y un chiste dirigido a sus haters

Uno de los capítulos más interesantes de toda la controversia fue el de un video publicado por el videoblogger James Rolfe de Cinemassacre, que generó una buena cantidad de reacciones y se convirtió en algo así como viral.

El autoproclamado fanático de la franquicia Ghostbusters asegura en ese video que no verá la película para no darle dinero, considerando que es una traición, un sacrilegio de la saga original. Canalizando, digamos, las inquietudes de los muchos fanáticos que sintieron lo mismo.

Y menciona algunos argumentos para ello, tratando de sacar del centro del debate el asunto de que las nuevas cazafantasmas son mujeres. 

Considera por ejemplo que no debería llamarse simplemente “Ghostbusters” porque se apropia del nombre de la película original, porque sin tener relación en la trama y los personajes intenta hacerse eco de la popularidad de ese nombre, tratando de conquistar a las nuevas generaciones; también que los actores originales sólo tendrán cameos insignificantes, en lugar de mezclarlos con el nuevo elenco; entre otras.

Son preocupaciones que podrían pasar por legítimas, pero extrañas cuando conducen a hacer un manifiesto público en internet exhortando a todos a no ir al cine, que finaliza con “que la película descanse en paz”. Todo esto sin haber visto la película.

Las críticas hacia el tráiler (y no la película), en general, se han centrado (disimulado, se podría decir) en las malas actuaciones, en lo flojo de la comedia y en los malos efectos especiales, todo lo cual resulta por lo menos dudoso si revisamos el trabajo de las actrices involucradas y del director Paul Feig.

Sony Pictures

Resulta curioso sin embargo que de todos los reboots y remakes que ha hecho Hollywood en los últimos tiempos, siempre de franquicias y títulos muy populares o de culto con fanáticos muy entusiastas y celosos de su objeto de adoración, la que más rechazo y desprecio previo ha generado es ésta basada en una sencilla comedia sobrenatural. 

Ni Star Wars, ni Batman, ni Superman, ni Spider-Man, ni James Bond —todas franquicias revividas recientemente, o en palabras de los críticos de Ghostbusters "relanzamientos que se apropian del título y el concepto de viejas franquicias muy populares intentando conquistar a nuevas generaciones"— han tenido esta recepción negativa por adelantado.

Lo cual es una pista bastante evidente de cuál es el verdadero problema que genera para muchos la nueva Ghostbusters, protagonizada por Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie Jones. Y más aún, con Chris Hemsworth en un rol secundario y para nada heroico, como demuestran los adelantos.

(Hablando de conquistar nuevas generaciones)

Es imposible no preguntarse si hubiera tenido la misma resistencia un reboot de Ghostbusters como el que se anunció después (tal vez para compensar), protagonizado por Chris Pratt y Channing Tatum.

La respuesta se puede sospechar fácilmente.

Ver también: Una nueva versión de Ghostbusters (además de la femenina) está en camino

Una buena película, según los que la vieron

Hopper Stone - © 2016 CTMG

El director de la nueva Ghostbusters, Paul Feig (que ha dirigido divertidos éxitos como Bridesmaids y Spy, protagonizados respectivamente por Wiig y McCarthy), se ha mostrado naturalmente bastante molesto con el rechazo anticipado a su película, y hace algunos días recorrió los titulares su frase “la cultura geek es el lugar donde he conocido algunos de los peores idiotas en mi vida”.

Pero también ha tenido palabras más conciliatorias:

“Todo lo que le puedo pedir a la gente es: o bien dennos una chance, o no la vean. Yo estoy realmente orgulloso de la película. Considero que es muy divertida. Estoy orgulloso del elenco. Creo que son actores que pueden ocupar el lugar de los que estuvieron antes en la franquicia, porque son divertidos pero también diferentes. Eso es todo lo que necesitas de una comedia en última instancia. Algo nuevo y diferente, y ver a personas talentosas haciéndola”

En realidad, uno duda de que verdaderamente todo el mundo quiera ver algo “nuevo y diferente”. Algunos prefieren quedarse con lo viejo y conocido. 

Dan Aykroyd, creador, escritor y protagonista de la franquicia original, que ahora tiene una breve aparición en la nueva película, la vio anticipadamente. Y osó decir públicamente que le gustó:

"Como creador de la original: vi la proyección de prueba de la nueva película. Además de genuinas y brillantes actuaciones tanto del elenco femenino como masculino, tiene más risas y más sustos que las dos primeras películas, ¡y además Bill Murray está en ella! 

Como uno de los millones de fans-hombres de Ray Stantz, ¡pagaré para volver a verla y llevaré a todos mis amigos"

Recibió toda clase de insultos y acusaciones por esto. 

En los últimos días las cosas han tomado un nuevo giro interesante.

Tuvo lugar el estreno anticipado de Ghostbusters, un avant premiere para la prensa y los críticos, y las primeras reseñas de la película comenzaron a poblar la web.

Y son malas noticias para los que estaban convencidos que sería la peor película jamás hecha: resulta que es bastante buena, de acuerdo a la opinión general de la crítica estadounidense. 

Claro está que aquellos que saben que la película es mala sin haberla visto, poco interés tendrán en lo que diga la crítica; además, probablemente también sepan que si hablan bien de la película es porque Sony les pagó para que así lo hicieran. 

Ver también: Ghostbusters: ¿es buena o mala película? Los críticos ya están hablando al respecto

Ghostbustersse estrena el próximo 15 de julio en Estados Unidos y en varias partes del mundo.

Resta ver qué impacto tendrá en el público, si resulta exitosa o no, pero tal vez tarde o temprano los detractores tengan la curiosidad suficiente como para darle una oportunidad. No es algo agradable de decir, pero ojalá la disfruten profundamente.