pop

13 películas animadas de Disney que resultaron poco exitosas

13 peliculas animadas de disney poco exitosas
Walt Disney Pictures

En su larga vida como estudio de animación y productora cinematográfica, Disney ha producido muchas películas animadas, tanto para cine como para video; aunque la opinión generalizada consideran que las películas para video son las “peorcitas” de Disney (aunque no todas, alguna buena debe haber).

A continuación nos ocuparemos de seleccionar las 13 películas animadas para cine de Disney que, por una causa u otra, fueron poco exitosas.

Las películas serán presentadas cronológicamente para no presentar criterios por parte de Batanga; déjanos saber en tus comentarios cuál consideras que es la peor.

Ver también: Los 13 villanos animados de Disney más infames y realistas

The Aristocats (1970)

Adaptación de la historia del mismo nombre escrita por Tom McGowan y Tom Rowe. Presenta a Duquesa, una gata que vive con sus tres crías en la casa de su dueña millonaria, la cual planea dejarles toda su fortuna al morir, así que el mayordomo Edgar decide secuestrar a los gatos y hacerlos desaparecer para quedarse con la herencia. Duquesa despierta con sus cachorros en medio de la campiña, donde son ayudados por O’Malley, un gato callejero (o arrabalero) que los guía de regreso a la ciudad.

La película es considerada un clásico, pero en su momento no tuvo la mejor recepción, quedando como “aceptable” a “regular”. Una de las principales contras de la película es que mucho de su contenido y referencias culturales se pierden a causa de la traducción a otro idioma. 

The Black Cauldron (1985)

Basada en el segundo libro (del mismo título) de la pentalogía “Las Crónicas de Prydain”, escritas por Lloyd Alexander entre 1964 y 1968.

Centrada en Taran, un cuidador de cerdos que sueña con ser caballero al que se le asigna que oculte a Hen Wen, un cerdo con poderes adivinatorios, ya que se teme que el malvado Horn King lo robe, ya que está buscando el Caldero Negro, una reliquia que le permitiría crear un ejército de muertos. Hen Wen termina siendo robado y Taran debe ir a buscarlo, encontrando un grupo de aliados por el camino.

La película no tuvo éxito en las taquillas y dejo disconforme a los seguidores de Lloyd Alexander ya que, aunque es bastante más oscura y dramática para los parámetros Disney (sobre todo de la época), su trama se vio muy suavizada, tornándola demasiado infantil.

The Great Mouse Detective (1986)

Basada en la serie de libros infantiles Basil de la Calle Baker, escritos por Eve Titus entre 1958 y 1982; los cuales presentan las aventuras de Basil, un ratón detective que rinde tributo a Sherlock Holmes, el detective creado por Arthur Conan Doyle.

La película presenta a Basil en el caso de encontrar a un juguetero desaparecido, quien fue secuestrado por el villanesco Profesor Ratigan para crear un autómata que imite a la reina.

La película fue bien recibida por el público y la crítica norteamericana, pero no fue tanto así con la versión internacional, en parte debido a que la historia recurre mucho a un conocimiento previo de la obra de Doyle para entender muchas de las referencias, lo que limito a mucho del público infantil para el cual estaba pensado.

Oliver & Company (1988)

Basada MUY libremente en el libro Oliver Twist, escrito en 1838 por Charles Dickens.

Sigue las aventuras de Oliver, un cachorro de gato huérfano que queda solo en la ciudad y es ayudado por Dodger, un perro callejero truhán que lidera una pandilla de perros ladrones y carteristas para Fagin, un pequeño criminal de corazón de oro. Fagin intenta cobrar un rescate por Oliver a una rica familia, pero se ve envuelto por un intento de secuestro liderado por Sykes, un prestamista desalmado.

Fue la primera película de Disney ambientada en la actualidad (de esa época) y pese a su éxito moderado en taquilla, la película no fue puesta a la venta para los hogares hasta ocho años después, lo que mermó su popularidad en muchos países, pasando bastante desapercibida.

Dinosaur (2000)

Filmada en escenarios reales pero usando imágenes computarizadas para recrear animales prehistóricos.

Presenta la aventura de Aladar, un iguanodon cuyo huevo es robado del nido pero termina siendo rescatado por una familia de lémures que lo cría. Al comenzar la lluvia de meteoros que altera la Tierra y comienza la separación de continentes, Aladar (ya adulto) debe emigrar con su familia junto a las manadas de herbívoros para buscar un lugar con alimento y agua, mientras escapan de los depredadores.

Aunque visualmente fantástica (incluso actualmente), la historia es simple y bastante genérica, pecando de tener demasiados diálogos innecesarios y personificaciones en exceso esquemáticas. La estructura argumental es tan simple (incluso predecible) que permitiría que la película funcionara mejor siendo muda (sin dialogo alguno). 

Atlantis: The Lost Empire (2001)

Provista de una gran preproducción y un trabajo cuidado tanto en el desarrollo de los escenarios como en la personificación de la cultura atlante –teniendo un idioma ficticio propio coherente y funcional–.

La trama gira en torno a Milo Thatch un joven lingüista fascinado con la ciudad perdida de la Atlántida, que logra formar parte de un viaje investigativo independiente. Milo y el equipo logran llegar hasta la ciudad perdida, donde se revela que todos los integrantes planean saquear la ciudad para enriquecerse.

La película fue injustamente subvalorada por la crítica, catalogándola de demasiado compleja pero resuelta de manera simple y algo apresurada. Tampoco tuvo mucha suerte en las taquillas, dado que ese mismo año compitió con la ganadora del Oscar, Shrek.

Ver también:Los 11 idiomas ficticios más famosos del cine

Treasure Planet (2002)

Basada de forma libre en el libro La Isla del Tesoro, escrito en 1883 por Robert Louis Stevenson.

La historia, que aunque cambiada es esquemáticamente igual a la del libro, se centra en Jim Hawkins, un adolescente problemático que hereda un mapa estelar para encontrar el planeta donde el temible pirata Flint escondió un cuantioso tesoro. Durante el viaje, Jim se hace amigo de "Long" John Silver, el cocinero de abordo que resulta ser un pirata que perteneció a la tripulación de Flint y planea amotinarse para tomar el tesoro para él.

Aunque tuvo un éxito estandarizado, la película fue muy atacada por los puristas y amantes del libro original, planteando que es “ofensiva” para la obra de Stevenson, pecando además presentar personajes un tanto estereotipados y con un protagonista principal poco carismático.

Home on the Range (2004)

Ambientada en el viejo oeste, la historia gira en torno Maggie, la Señora Calloway y Grace, un trio de vacas que deciden capturar a Alameda Slim, un peligroso cuatrero (ladrón de ganado), para cobrar la recompensa y salvar de la bancarrota la granja en la que viven. Durante el viaje son perseguidas por Buck, un caballo deseoso de aventuras que quiere capturar él solo a Alameda para probarse ante Rico, un famoso caza recompensas.

Aunque plagada de divertidas referencias a los viejos clásicos western y a shows televisivos de los 80, la película es considerada como una de las más regulares de Disney; divertida, pero olvidable, ya que su cantidad de drama es bastante baja, volviéndola prácticamente una comedia paródica para niños.

Chicken Little (2005)

Inspirada (muy ligeramente) por una fábula norteamericana del mismo nombre –también conocida como “Henny Penny”–. La historia de la película gira en torno a Chicken Little, un pollo pequeño que se ha convertido en el hazmerreír de su pueblo cuando alerto a todos gritando que el cielo se estaba cayendo. Cuando finalmente logra salir de esa sombra de vergüenza, vuelve a sufrir un accidente que le prueba que hay extraterrestres sobre su pueblo, los cuales están buscando a su hijo desaparecido en la Tierra.

Al ser la primera película de los estudios en ser realizada íntegramente con imágenes CGI, atrajo a mucho público y sus números en taquilla fueron buenos, pero las criticas condenaron a la película como aburrida, sin estructura sólida y con personajes poco carismáticos que simplemente no sabían llegarle al público, volviéndola un film sumamente pasatista.

The Wild (2006)

El león Samson vive en el zoológico de Central Park donde lleva una vida tranquila, contándole a su hijo Ryan sobre sus aventuras cuando vivía en la selva (“lo salvaje”), aunque en realidad Samson le miente a Ryan, ya que fue criado en cautiverio. Cuando está a punto de confesarle todo a su hijo, Ryan es erróneamente embarcado para devolverlo a la selva. Samson y un grupo ecléctico de animales de zoológico (y algunos de la ciudad), escapan para buscar al cachorro.

La película no tiene una historia muy interesante y el diseño de los personajes no es demasiado agradable a la vista a pesar de estar realizados íntegramente con CGI. Además, muchos encuentran que el film es demasiado similar a la trama de Madagascar, estrenada un año antes y con un éxito notoriamente superior.

Meet the Robinsons (2007)

Basada de manera libre en el libro infantil de 1990: Un día con Wilbur Robinson de William Joyce.

La película está enfocada en Lewis, un niño huérfano que sueña con convertirse en inventor. Un día llega hasta su hogar Wilbur Robinson, un muchacho de su edad que se lleva a Lewis hacia el futuro, donde toda la sociedad funciona gracias a los inventos de su padre. Wilbur pretende que Lewis repare una máquina del tiempo, para poder detener a un villano que está alterando la línea temporal.

Aunque fue un éxito de taquilla, la película recibió críticas que la catalogaban entre moderadamente divertida o incluso uno de los peores films animados de Disney, que se enfocaba más en el efecto impactante del detalle visual antes de desarrollar mejor sus personajes.

Mars Needs Moms (2011)

Realizada por el mismo estudio de animación que A Christmas Carol(2009) y, al igual que esta, producida por Disney. Basada en el libro infantil del mismo nombre escrito e ilustrado por Berkeley Breathed en 2007.

La historia gira en torno a Milo, un niño de nueve años que siente (guiado por su edad) que su madre es demasiado estricta con él, por lo que la hiere, diciéndole que su vida sería mejor ella no existiese. Cuando va a disculparse con ella, descubre que su madre ha sido abducida por marcianos, quienes la llevan a su planeta para usar sus patrones mentales maternos para dárselos a sus robots de crianza. Milo se infiltra en una nave y llega a Marte, donde deberá rescatar a su madre.

A pesar de que el trabajo visual de captura de movimiento está mucho más logrado que en producciones previas, la película carece de verdadero espíritu, siendo considerada aburrida y, por muchos críticos, como “la peor película animada en la que participó Disney”.

Planes (2013)

Un spin-off de la franquicia Cars (2006), pero enfocada en una aventura de aviones, más precisamente unos aviones de competición y aeroacrobacia (para seguir la línea de Cars en torno a las carreras).

Dusty es un avión fumigador que trabaja en un campo de maíz pero sueña con ser competidor a pesar de sus limitaciones mecánicas. Tras seguir un entrenamiento, Dusty logra calificar para una carrera alrededor del mundo, donde conoce aviones de diversas nacionalidades y se gana un lugar entre ellos.

La película tuvo mala recepción tanto en taquilla como por parte del público si se la compara con Cars, pero los números alcanzaron como para generar una secuela que, al igual que la primera, usa y abusa de la animación para generar acción, colores y voces graciosas que atraen al público infantil, antes que desarrollar una historia interesante. 

Ver también: 9 inolvidables dúos de secuaces cinematográficos de Disney

¿Has visto estas películas? ¿Qué opinión te merecen?