pop

6 imperdibles películas biográficas protagonizadas por Denzel Washington

Universal Pictures

Se dice que protagonizar una película biográfica es uno de los mayores desafíos para un actor, ya que no sólo debe crear una caracterización creíble de una persona que existió realmente y con la que generalmente el público está familiarizado, sino que además ésta debe ser algo más que la simple imitación de gestos y expresiones superficiales, o de un parecido físico.

El actor debe tomar un personaje real y preexistente y hacerlo propio.

Ver también: Películas basadas en hechos reales: ¿Dónde están los personajes verdaderos?

Y si Denzel Washington es en la actualidad uno de los actores más prestigiosos y respetados de Hollywood, probablemente se debe en parte a sus memorables roles biográficos e históricos, que ha realizado en varias oportunidades.

Estas son 6 destacadas películas biográficas protagonizadas por Denzel Washington:

#6 Cry Freedom (1987)

En una de las primeras películas de Denzel Washington, el actor ya interpretaría una clase de papel que luego caracterizaría gran parte de su carrera: la de hombres en cierto modo comprometidos, sobre todo en lo relativo a los conflictos raciales.

La película, dirigida por Richard Attenborough (John Hammond en Jurassic Park), está ambientada en la década del 70 en Sudáfrica, durante el apartheid.

Washington interpreta a Steve Biko, un activista negro anti apartheid que fue el fundador del Movimiento de Conciencia Negra y que murió a manos de la policía después de ser arrestado y torturado, convirtiéndose en un mártir.

La película se centra en estos hechos y en el periodista (blanco) Donald Woods (interpretado por Kevin Kline), quien había entablado una amistad con Biko e intentó echar luz sobre la culpabilidad policial en su muerte, siendo también perseguido.

#5 The Great Debaters (2007)

Esta película, estrenada 20 años después de la anterior, es una de las más recientes de esta lista, y fue dirigida por el propio Denzel Washington (su segunda película como director; la primera fue Antwone Fisher, de 2002, también una biopic en la que Washington tiene un rol secundario).

La historia es la de Melvin B. Tolson, un profesor de una universidad tradicionalmente negra que intenta lograr que sus estudiantes reciban un trato igualitario en los concursos de debate.

Está ambientada en la década del 30, donde además de preocuparse por la desigualdad en los ámbitos académicos, los negros debían preocuparse también por las leyes abiertamente racistas y de no ser atrapados por una turba que quisiera lincharlos.

#4 American Gangster (2007)

Película dirigida por Ridley Scott, basada en la vida de Frank Lucas, un destacado criminal de La Grange, en Carolina del Norte, que durante los 70 contrabandeaba heroína hacia los Estados Unidos, escondida en los aviones de servicio que regresaban de la Guerra de Vietnam.

Como suele suceder, muchos de los involucrados en la historia real, incluyendo el propio Frank Lucas, criticaron el hecho de que la película cambia algunos aspectos, pero la película es una esencial del cine de gángsters, y sus protagonistas, Denzel Washington y Russell Crowe, brillan en ella.

Ver también: 10 formidables películas sobre la mafia que debes ver para volverte un experto en el mundo del hampa

#3 Remember the Titans (2000)

Basada en la historia real del entrenador de fútbol americano Herman Boone, que se hizo cargo de un equipo de una escuela secundaria dividido por tensiones raciales.

Es uno de esos casos en los que la etiqueta “basada en hechos reales” se utiliza para justificar los aspectos más simplistas o efectistas de la historia, y de hecho tuvo muchas críticas apuntadas a la falta de fidelidad a los hechos, además del carácter un poco manipulador o tergiversador de la película.

Pero también cuenta con una de las más recordadas actuaciones de Denzel Washington y aborda una historia en la que las tradicionales apuestas emocionales y las vueltas de tuerca de una película deportiva en la que un equipo se juega todo dentro del campo, se le suman las traiciones, las desconfianzas y el odio motivados por el racismo, así como su contracara: el compañerismo y la solidaridad.

#2 The Hurricane (1999)

La historia de un hombre injustamente encarcelado por un crimen que no cometió tiene todo para convertirse en un potente e indignante drama, como lo ha demostrado más recientemente el impactante documental televisivo Making a Murderer.

Pero mucho antes que éste, la historia del boxeador Rubin “Huracán” Carter se hizo conocida en el mundo de la mano de Denzel Washington y el director Norman Jewison.

En este caso, evidentemente, el núcleo del drama vivido por el boxeador se relaciona al racismo, pero lo mejor de la película es que detrás de la injusticia y la indignación obvia e inmediata, subyace una historia de amor y esperanza.

La actuación de Denzel Washington fue aclamada, y comparada con otra anterior en su carrera, que es en la película que sigue.

#1 Malcolm X (1992)

Si en todas las películas anteriores Denzel Washington interpretó a personas que de una u otra manera estaban vinculados al problema del racismo y lucharon por combatirlo, el origen de todo esto proviene de su retrato de Malcolm X, una de las figuras negras más importantes e influyentes de la historia.

Con Malcolm X, Denzel Washington y el director Spike Lee lograron uno de los mejores retratos biográficos de la gran pantalla y una de las mejores películas de los 90, haciéndole justicia a la relevancia del personaje abordado y las complejas circunstancias de su vida y su militancia.

La película nos lleva a ver varios de los acontecimientos más relevantes de la vida de Malcolm X, sin evitar los puntos más espinosos. Desde su infancia y los eventos relacionados a sus padres, pasando por su carrera criminal y su encarcelamiento, hasta su conversión al islam y su crecimiento como líder y activista, que concluyó con su asesinato en 1965.

Este año, volveremos a ver a Denzel Washington en un papel que promete ser memorable, en una nueva versión del clásico western Los siete magníficos, que marcará una nueva colaboración del actor con el director Antoine Fuqua (Training Day, The Equalizer).

Ver también: 5 esperadas biopics que veremos en 2016