9 actores a los que Tarantino rescató del olvido

travolta pulp fiction
Miramax Films

Quentin Tarantino es famoso por muchas cosas: La violencia en sus películas, el constante uso de la palabra “nigga” que no es precisamente aceptada en los Estados Unidos, sus diálogos afilados y extensos, su mezcla de referencias de estilos como el western, las películas asiáticas de artes marciales, el cine de explotación y películas icónicas que se han ganado un lugar por mérito propio.

Pero si hay algo que debería estar asociado a la figura del famoso director es su capacidad para revivir la carrera de actores olvidados.

¿Alguien recordaba a estos actores antes de verlos trabajar con Quentin?

1. John Travolta

Mucho antes del meme que lo popularizó recientemente o de su polémica relación con la Cienciología, Travolta ya había atravesado un primer periodo de oscuridad luego de una memorable carrera en los años 70 y parte de los 80. Pulp Fiction es la cinta de Tarantino que le regresó la fama, en especial gracias a aquella memorable escena de baile junto a Uma Thurman en la que el protagonista de Grease, Staying Alive y Saturday Night Fever volvía a sus andanzas en la pista de baile. El papel le valió una nominación al Oscar y una serie de roles importantes con los cuales recuperó el brillo perdido.

Ver también: Estas son 14 de las canciones más emblemáticas del cine de Tarantino

2. Harvey Keitel

Es probable que al ver su rostro recuerdes de inmediato su papel como Mr. White en la genial Reservoir Dogs. Keitel trabajó durante los años 70 y los 80 con directores maravillosos como Robert Altman, Ridley Scott, Paul Schrader, y hasta Martin Scorsese en cintas legendarias como Mean Streets, Alice Doesn’t Live Here Anymore y Taxi Driver.

Luego de esto desaparece en roles menores ya olvidados hasta que Tarantino lo rescató con la ya mencionada película que fuera su debut como director y que le permitió al actor conseguir un impulso que lo lleva a papeles en cintas como The Piano, Pulp Fiction, Inglourious Basterds y The Great Budapest Hotel.

3. Jennifer Jason Leigh

La actriz, que no había protagonizado una película desde el 2007, está nominada a un Oscar gracias a su rol como Daisy Domergue en el sangriento westernThe Hateful Eight.

Leigh había tenido una productiva carrera en los años 80 y 90, pero poco a poco se fue apagando hasta el punto en que el que ella misma afirmó que “Hasta Tarantino ya había olvidado quién era como actriz”.

Su carrera ha tomado un segundo aire y tras poner su voz en Anomalisa de Charlie Kaufman y Duke Johnson, pronto la veremos en el regreso de Twin Peaks y en un biopic sobre Lyndon B. Johnson junto a Bryan Cranston que promete ser bastante bueno.

4. Don Johnson

Lejos están los días en los que Don se paseaba por las calles de Miami usando un saco con las mangas recogidas, lentes de sol y mucho estilo en la serie Miami Vice. Luego del show su carrera fue decayendo lentamente sin obtener ningún rol realmente interesante. Aquí es donde entra Tarantino y su selección como Johnson para interpretar a Big Daddy Bennett en la aclamada Django Unchained.

Tras el revival el actor ha estado seleccionando pequeños roles en películas independientes como Alice in Venice, cintas que no le ganarán atención masiva pero que le permiten interpretar roles interesantes.

5. Kurt Russell

¿Dónde ha estado Kurt Russell todo estos años? Tarantino sacó del olvido a Russell 2 veces, la primera en el año 2007 para la excelente y subvalorada Death Proof. 8 años después volvimos a verle junto al director en la magnífica y aclamada The Hateful Eight.

Su carrera en los años 80 y principios de los 90 parecía haberle asegurado trabajo por muchos años, cosas que no fue así y que nos dejó recordándolo solo gracias a cintas como Escape From New York y The Thing.

Ver también: La realidad paralela de Quentin Tarantino: así es como se conectan todas sus películas

6. David Carradine

El show de TV de los años 70 llamado Kung Fu le proporcionó a Carradine un trampolín a la fama en la década que sería la más exitosa para él. Y aunque su lista de créditos en cine y televisión es bastante larga, no es sino hasta el año 2003 cuando Tarantino lo regresa a lo más alto del podio en la legendaria Kill Bill.

Penosamente el actor falleció unos cuantos años después a causa de un accidente causado durante un encuentro sexual.

7. Daryl Hannah

Otra actriz con una maravillosa corrida durante los años 80 pero que luego se apagaría para convertirse en una sombra de lo que fue. Roles en Wall Street, Blade Runner, Roxanne y Splash la mantuvieron en lo alto de Hollywood por mucho tiempo para luego reaparecer en el año 2003 gracias a Tarantino y Kill Bill.

Hannah no logró mantener el ritmo luego de un par de películas con Tarantino y ha estado relegada a pequeños proyectos aquí y allá, siendo el más grande la serie de Netflix: Sense8.

8. Robert Forster

Luego de que la década de los 60 lo llevara incluso a protagonizar junto a Marlon Brando, Forster perdió el rumbo y no hizo nada realmente relevante hasta los años 90.

En 1997, Tarantino lo sacó del olvido gracias a Jackie Brown, película por la que obtuvo una nominación al Oscar y que le permitió mantenerse muy activo en el Cine y la TV con proyectos como Mulholland Drive, Lucky Number Slevin, The Descendants, Olympus Has Fallen y en London Has Fallen.

Ver también: 5 referencias a las películas de Quentin Tarantino en Los Simpson

9. Pam Grier

Jackie Brown fue un doblete para Tarantino en cuanto a rescatar actores se refiere. La actriz fue una estrella del cine de explotación durante los años 70, recogiendo críticas que hablaban de ella como una de las mejores actrices de la época.

Sin embargo, luego de esto su carrera se sumergió hasta que Tarantino le otorgó el rol protagónico en Jackie Brown, algo que le consiguió una nominación a los Globos de Oro y un nuevo aire en su carrera.