pop

Curiosidades sobre R2-D2 que todo fanático de Star Wars debe conocer

Star Wars VII R2D2 estara en la secuela 2
Getty Images

R2-D2 (Kenny Baker) es el amigo favorito de todos los fanáticos de la ciencia ficción. Más silencioso que su amigo C-3PO (Anthony Daniels), el robot espacial más adorable (al menos hasta la llegada de BB-8) no había película de Star Wars que no lo incluyera, conduciendo por los terrenos más locos y viéndose involucrado en actos heroicos que salvaron la galaxia.

Para conocer más a nuestro simpático amigo Artoo, a continuación les dejamos 8 curiosidades sobre R2-D2.

8. ¿Por qué se llama así?

A George Lucas se le ocurrió R2-D2 durante la filmación de American Graffitti, cuando le indicó a alguien de sonido que quería el reel 2 del segundo diálogo que, en lenguaje de producción, se abrevia a R2-D2. A Lucas le pareció divertido como sonaba, y le otorgó el nombre al robot.

Ver también: 17 tatuajes de R2D2 que todo fan de Star Wars tiene que ver

7. Otra historia

Sin embargo, Lucas parece no ponerse de acuerdo sobre el nombre del robot, ya que señaló en Star Wars: The Annotated Screenplays que R2-D2 surgió del director mientras probaba cuáles fonemas quedaban mejor al ser pronunicados todos juntos. ¡Elijan la versión que más les guste!

6. Robot cochino

En los primeros borradores del guión, R2-D2 podía hablar tranquilamente en inglés, y tenía unas líneas bastante malhabladas, como si fuese el osito Ted de la producción. Para hacerlo más divertido, reemplazaron su diálogo por sonidos, pero dejaron las reacciones de C-3PO.

5. ¡Bleep bloop!

La voz del robot no son sonidos al azar, sino la voz del diseñador de sonido Ben Burtt quien, en su búsqueda de cómo debería hablar R2-D2, se dio cuenta de que sólo él podía vocalizar lo que quería, y se grabó a sí mismo para luego modificar esas grabaciones con un sintetizador.

4. Narradores particulares

Lucas se basó para crear a R2-D2 y C-3PO en los protagonistas de The Hidden Fortress, de Akira Kurosawa, dos sirvientes que viven una gran aventura casi de milagro. A su vez, también podrían verse como una versión más suertuda y menos delatora de Rosencrantz y Guildenstern.

3. Hay equipo

Aunque para el primer film sólo había una unidad manejada por control remoto, en las películas siguientes hubo un enorme equipo y varias unidades para trasladar a Baker en el traje de R2-D2. Sin embargo, el robot se hizo legendario en el set por no funcionar la gran mayoría de las veces.

2. El favorito del dueño

¿Saben cuál es el personaje favorito de George Lucas, hablando en términos de la saga? Sí, no es ni Han Solo (Harrison Ford), ni Darth Vader (David Prowse/James Earl Jones), ni Yoda (Frank Oz), sino el simpático R2-D2, señalando que le encantaría tener un amigo como él.

Ver también: Los 9 mejores personajes de la saga Star Wars

1. R2-D2 de otro universo

Considerando que J.J. Abrams es gran fan de Star Wars (si The Force Awakens no lo demuestra), éste incluyó a nuestro simpático robot en una escena de su reboot de Star Trek. Pueden encontrarlo entre los vestigios de las naves de la Federación destruidas por Nero (Eric Bana).