pop

7 grandes películas que no debes ver con la guardia baja

requiem for a dream jared leto
Artisan Entertainment

Triste puede ser una película con un final trágico, pero cuando hablamos de cine deprimente nos referimos a esas cintas cuyos guiones alguien se empeñó en colmar de situaciones amargas, personajes desgraciados y una atmósfera, cuanto menos, perturbadora.

Películas que, al mismo tiempo, utilizan ciertos recursos para hacernos testigos de una realidad o una injusticia social plasmadas a la perfección por estas películas que pueden resultar muy deprimentes

Ver también: 21 películas perfectas para ver cuando estás triste

Requiem for a Dream

La película que lanzaría a la fama al director Darren Aronofsky y actores como Jared Leto era un perfecto retrato de un sector de la sociedad que, consciente o inconscientemente, son víctimas de las drogas, llegando a extremos insospechados para conseguir saciar el mono. Una pareja vende droga para montar un negocio mientras, al mismo tiempo, una anciana planea su participación en un programa de televisión en el que debe lucir perfecta, vidas de una subcultura que explota en consecuencias demoledoras para los tres protagonistas.

Biutiful

Oswaldo es un hombre que vive en Barcelona. Su padre huyó a México, su aun mujer es adicta a las drogas, a sus dos hijos los cuida una mujer china que forma parte de una red de tráfico de  inmigrantes ilegales que él mismo maneja, habla con los muertos y, para más inri, sufre un cáncer que cambiará el curso de su vida.

Con todos estos matices la película de Alejandro González Iñárritu no sólo sirva para lucir a un Javier Bardem portentoso, sino para mostrarnos unas miserias urbanas con las que muchos convivimos a diario.

Dancer in the Dark

Tras el estreno de la película de Lars von Trier, alguien definió Bailar en la oscuridad como "pornografía dramática". Una definición que, más o menos, encaja con nuestra opinión acerca  del infame destino de una protagonista ciega acusada de ladrona y condenada a ir a prisión.

Una genial Björk trataba de edulcorar la historia con canciones pintorescas que se empeñó en tararear hasta un final que todos estábamos deseando que llegara mientras pensábamo en lo injusto que el mundo puede ser a veces.

Leaving Las Vegas

Un guionista de cine decide morir en Las Vegas a base de ingerir cantidades extrema de alcohol. Una prostituta es maltratada por un chulo implacable. Dos personajes que se encuentran en el paraíso del vicio y los neones tratando de huir de sus desgraciadas vidas en un entorno que invita a perder el control, a bañarse en piscinas nocturnas y mantener una relaciones sexuales que no sacian la tristeza de los dos protagonistas interpretados por Nicolas Cage y Elizabeth Sue

Casa de Arena y Niebla

Experta en esto del cine para espectadores de baja serotonina, Jennifer Connelly se puso al frente de este retrato que analizaba los pros y contras de la globalización. Un antiguo coronel de la fuerza aérea de Irán (Ben Kingsley) descide comprar una casa junto al mar que simboliza su idea del sueño americano. Al mismo tiempo, la propietaria de la casa, una joven exdrogadicta, trata de recuperarla como último modo de encajar en la sociedad. Conflictos inmobiliarios erosionados por la brisa de un océano Pacífico que casi nunca estuvo en calma y profetizaba resoluciones dramáticas.

Precious

El personaje principal de la novela de Sapphire fue perfectamente retratado por el realizador Lee Daniels en la película de 2009. Obesa, tímida e hija de una madre maltratadora, Precious trata de alcanzar sus sueños al mismo tiempo que su pasado se convierte en la peor de las condenas.

Brillantes interpretaciones de todos sus actores y un desarrollo que parece anunciar el infame destino que nos olíamos, si bien al final de la misma no sabemos si el bigote de Mariah Carey era lo más perturbador de esta cinta urbana. 

La Pasión de Cristo

Lo malo de una historia como la de Jesucristo es que todos sabemos cómo termina. Si, además, Mel Gibson está detrás de la película, el espectáculo gore está asegurado. Más de una persona tuvo que ser atendida tras el estreno de la cinten 2004 debido a una violencia explicita cuyo trasfondo era uno de los más deprimentes que habíamos visto en el cine mainstream. Una excusa perfecta para dar rienda suelta al sadismo y, de paso, camuflar lo máximo posible un final liberador que habría compensado un metraje desesperante.

Podría interesarte:6 discutidas películas que amas u odias

Estaspelículas deprimentes se caracterizan por recurrir a lo triste, lo injusto y lo infame durante gran parte de su metraje. Cintas concebidas por unos guionistas expertos en presentar a unos personajes a los que añadir todo tipo de desventuras y desgracias con tal de provocarnos más de una lágrima. . . o un irremediable impulso por golpear la butaca.

¿Cuál es para ti la película más deprimente de la historia?