pop

Si quieres ver una película de Frankenstein, aquí tienes 7 excelentes opciones para elegir

peliculas frankestein
©2015 Hammer Film Productions Ltd.

La novela Frankestein, escrita por Mary Shelley, tiene mucho del romanticismo, movimiento al que la autora de alguna manera estaba inscripta, y tomaba algo muy importante en el momento en que la escribe (1816): fantasear con la posibilidad de cambiar la idea de un Dios implacable, y de los seres humanos atados a un destino.

Por eso Victor Frankenstein recoge los restos de cadáveres y crea electricidad (que entonces no existía) para, con otros elementos, eliminar el concepto de muerte. Consigue lo que se propone pero no sabe controlar al monstruo que sus propias manos han creado.

Son muchas las películas realizadas sobre esta otra. La primera data del cine mudo más elemental, en 1910, y la última se está por estrenar. En este ranking de las mejores películas sobre Frankenstein hemos seleccionado clásicos y contemporáneos en busca de las visiones más originales e interesantes de la extraordinaria historia.

1. Frankenstein, 1931

Estados Unidos padece la llamada Gran Depresión, una crisis económica iniciada en 1929. Ir al cine es muy barato, y el terror, algo muy apetecible para alejarse de muchos miedos cotidianos. En este año de 1931 se estrenan Drácula y Frankenstein. Esta última con una estrella consagrada en el género: Boris Karloff. El éxito fue espectacular.

2. The Bride of Frankenstein, 1935

Del mismo director que la primera, James Whale, esta secuela toma las líneas generales de la novela original y se inventa una trama romántica tenebrosa, otra vez con Boris Karloff, y una insuperable Elsa Lanchester recreando un personaje que no existe en la novela. A partir de esta película, infinidad de secuelas.

3. The Curse of Frankenstein, 1957

Con Christopher Lee como el monstruo, en una de las creaciones más peculiares, en las que el desgraciado ser que busca amor y recibe odio por su fealdad y natural brutalidad, encuentra en el cuerpo y la voz de este gran actor un grado de melancolía impactante.

Ver también: 7 películas inolvidables de Christopher Lee, el último perverso clásico del cine

4. Frankenstein Must be Destroyed, 1969

Con Peter Cushing —actor inglés que más veces interpretó al temerario médico—, está dirigida por Terence Fisher, otro especialista, y aporta una estética del cine de terror propia de la época, cuidando mucho la iluminación y las ambientaciones. Es la cuarta versión de la serie de la productora Hammer, y reescribe con intensidad la obsesión del doctor por la creación de un nuevo y genial cerebro…

5. Flesh for Frankenstein, 1973

Paul Morrissey es, en estas fechas, un director que procura escandalizar y romper barreras con aportes eróticos y conductas fuera de lo habitual. Dentro de la gran censura imperante en la época, su experimento resulta interesante, ya que es pionero en una estética que combina el surrealismo con el humor negro.

6. Frankenstein, 1994

Muy fiel a la novela original, el director y protagonista Kenneth Branagh imprime una acción trepidante a la historia del médico que busca desesperadamente la manera de resucitar a su madre, experimentando con muertos. Robert De Niro es un monstruo desvalido, tierno, y finalmente vengativo. Una epopeya romántica con Helena Bonham Carter.

7. Frankenweenie, 2012

Recreación de Tim Burton en una animación que oscila entre la diversión y el ambiente tétrico, como si se tratara de una serie de pinturas: el joven doctor hace un experimento científico para resucitar a su adorado perro; pero esto tendrá consecuencias a veces verdaderamente monstruosas. Con las voces de Catherine O´Hara, Winona Ryder, Martin Landau.

Ver también: Aquí tienes 10 datos curiosos sobre Tim Burton que quizá pasaste por alto

Lo que se viene: Victor Frankenstein

Una versión libre que respeta la época original, pero tomándose bastantes libertades. De entrada la historia la cuenta un personaje secundario en la novela y en todas las películas: Igor (Daniel Radclife), el gran amigo del doctor Frankenstein (James McAvoy).