explora

Según la ciencia los seres humanos necesitamos fiestas para sobrevivir

Konstantin Chagin/Shutterstock

¿A quien no le gusta ir de fiesta de tanto en tanto? Hay quienes aseguran que se trata de una actividad sumamente importante para sus vidas. Lo que es cierto es que las fiestas son un aspecto importante de la vida social, pero al parecer también son parte de nuestros instintos primordiales

Los psicólogos evolucionistas sugieren que un grupo de personas que se congrega y mueve rítmicamente en conjunto es el modo mediante en que nuestros ancestros formaban las relaciones, se comunicaban y así sobrevivían. Los expertos argumentan que en las fiestas hay sin duda un aspecto comunicativo, pero también un aspecto primordial e instintivo, la fiesta es seguir el ritmo y dejarse llevar. Además, aquellas personas que son mejores coordinando y siguiendo los ritmos tienen una ventaja evolutiva

Efervescencia colectiva

Syda Productions/Shutterstock

El sociólogo francés,Émile Durkheimutilizó el concepto «efervescencia colectiva» para referirse a lo que hoy en día denominamos «fiesta». Este concepto explica que las personas sienten una especie de electricidad cuando están en cercanía.

Según el investigador Paul Carls, de la Universidad de Montreal:

«Esta sensación se transmite a las personas que están presentes, quienes también sentirán un alto grado de emoción y excitación colectiva».

El experto explica que se trata de una fuerza impersonal y extraindividual que transporta a las personas y las hace sentir una energía única, y es justamente esto lo que alimenta a las religiones

De hecho, la costumbre de las fiestas no solo desciende de nuestro comportamiento ancestral, también proviene de los rituales religiosos

Rituales religiosos y DJs

Pressmaster/Shutterstock

Dimitris Xygalatas, un antropólogo de la Universidad de Connecticut, compara los eventos religiosos con una fiesta moderna:

 «En todo evento religioso hay una persona que transporta a la multitud a una experiencia elevadora».  

En una fiesta moderna, quien cumple este mismo rol es el DJ. Básicamente, las personas asisten a las fiestas, bares, reuniones o eventos para escuchar a sus DJ favoritos; la música lo es todo en esto ámbitos, y provoca un sentimiento eufórico increíble

¿Bailar para sobrevivir?

Rawpixel.com/Shutterstock

Un estudio realizado por laUniversidad de Readingsugiere que nuestros ancestros no bailaban para divertirse, sino para sobrevivir

El equipo analizó el ADN de bailarines y de personas que no son buenas bailando, y determinaron que los bailarines compartían dos genes que se relacionan con una buena habilidad de comunicarse. De hecho, el arqueólogo Steven J. Mithen argumenta que nuestros ancestros bailaban para atraer a otros individuos y así aparearse o formar grupos y aumentar sus posibilidades de supervivencia. 

Sin embargo, hoy en día la experiencia de bailar es un poco diferente. La antropóloga Emma Cohen que estudia movimientos colectivos en la Universidad de Oxford, explica que las fiestas o reuniones nos aportan un sentimiento adictivo de placer y novedad. Además, a esto se le agregan los beneficios que derivan del ejercicio, la aventura, la coordinación el desarrollo personal y el autoestima, que también juega su rol. 

Entre personas desconocidas, los movimientos coordinados son un modo de generar unidad sin la necesidad de conocerse los unos en los otros. En la sociedad actual, bailar parecería ser exactamente lo que algunas personas necesitamos. 

Te recomendamos leer a continuación estos artículos: