El origen de las escarificaciones

El origen de las escarificaciones
Flickr/devriese

Dentro del complejo aunque fascinante mundo de las modificaciones corporales extremas, las escarificaciones son de las más comunes que hay. Como hemos visto en oportunidades anteriores, existen distintos tipos y diferentes técnicas de escarificación, todas ellas muy llamativas e interesantes. Pero, ¿sabes cuál es el verdadero origen de este arte? Pues hoy conoceremos algunos de los distintos aspectos históricos y culturales que han dado origen a las escarificaciones.

La escarificación a lo largo de la historia

El origen de las escarificaciones 3
Flickr/paul_ashby

Para conocer los orígenes de la escarificación, es necesario remontarse cientos de años atrás en la historia y situarse en el continente africano. Diversos son los grupos culturales de África en los que las escarificaciones tienen un gran significado simbólico, tanto para los hombres como para las mujeres.

Esta práctica se originó más específicamente en las regiones del oeste de África. Allí se desarrolló ampliamente, evolucionó y hasta el día de hoy, ocupa un lugar de gran relevancia en términos culturales. Tribus africanas como las de los Gonjas, Nanumbas, Dagombas, Frafras y Mamprusis, son las más representativas en estos términos.

El origen de las escarificaciones 1
Flickr/aliarda

En el último cuarto del siglo VI, los miembros de las poderosas y temidas tribus euroasiáticas de los Hunos se realizaban un tipo de escarificación facial muy peculiar. Sus guerreros se deformaban el rostro de distintas maneras, se cortaban para generar desagradables cicatrices y también se quemaban las mejillas para conseguir un aspecto aterrador, el cual daba grandes resultados al momento de enfrentar a sus enemigos en batalla.

En ciertas culturas precolombinas de América, también se puede encontrar este arte, como por ejemplo en los mayas, los chichimecas y los huastecas. Por último, tribus aborígenes de lo que hoy es Australia y Nueva Guinea, también practicaban la escarificación.

El simbolismo de las escarificaciones

El origen de las escarificaciones 2
Flickr/philippegigliotti

En general, para las mujeres de muchos de estos grupos culturales, tener estas cicatrices en el cuerpo no sólo hace que se las considere más bellas, sino también más fértiles y convenientes para la reproducción. Cuantas más cicatrices se tiene en el cuerpo, la mujer demuestra cuánto dolor es capaz de soportar y qué tan bien logrará lidiar con los dolores al dar a luz. Más allá del valor simbólico de estas prácticas, el valor estético también se tiene muy en cuenta. Una mujer con muchas cicatrices se considera algo hermoso y atractivo.

Por otra parte, en los hombres, además del valor estético, también está el simbólico del coraje, la madurez, la hombría, la fiereza y la fortaleza. Numerosos rituales religiosos y prácticas sociales, también incluyen las escarificaciones en muchas de estas culturas.

Muy interesante, ¿no lo crees? ¿Qué opinas tú sobre las escarificaciones? ¿Te animarías a realizarte una modificación de este tipo? ¿Por qué razón?