pop

La literatura y los tatuajes: H.P. Lovecraft

la literatura y los tatuajes hp lovecraft
christian benavidez/flickr

Pocos escritores a lo largo de la historia han logrado inventar seres tan abominables, extraños y aterradores como los que Howard Philip Lovecraft creó en sus historias de terror y ciencia ficción. Con verdaderas obras maestras en la literatura universal, H.P. Lovecraft es único en su estilo y a decir verdad, fue un hombre realmente enfermo, pero también un increíble y magnífico artista.

Lovecraft, fue un seguidor de Poe a quien aquí en CuerpoyArte también ya le hemos dedicado un espacio y es en la actualidad un diseño particular que miles de fanáticos se han tatuado como símbolo de gratitud hacia este y lo mismo ocurre con sus magníficos personajes. Te invito a ver a continuación, algunos tatuajes de H.P. Lovecraft y a conocer algunos detalles de su vida y su trabajo.

El joven H.P. Lovecraft

Nació en Providence, Estados Unidos, el 20 de agosto de 1890. Fue el hijo único de un matrimonio de edad avanzada y de clase media-alta ascendente. Desde pequeño mostraba tener una amplia y fructífera imaginación y le gustaba frecuentar sitios solitarios, apartados y descampados, en los cuales hacía uso de esta en su máxima expresión.

Probablemente este comportamiento se debía a su complicada relación con su madre, una representante de ventas dedicada al comercio de plata, joyas y metales preciosos, con un temperamento y aspectos psicológicos difíciles de sobrellevar y una fuerte tendencia racista, quién solía maltratarlo con duras palabras de desaliento, le decía que él era un ser feo, que nunca llegaría a nada y que no debía jugar con niños de clase inferior a la suya.

Cuando Howard era apenas un niño de 5 años, su padre tras una serie de internaciones en clínicas psiquiátricas y varios problemas a nivel neurológico, muere de neurosífilis. Esto dejó al pequeño en la sola crianza de la madre y de algunos familiares de la misma que vivían con él.

Demostró ser un niño prodigio y a los 2 años ya recitaba poesía, leía todo tipo de historias a los 3 y tan solo a los 7 años comenzó a escribir relatos. A los 15 años creo su primer obra y a los 16 ya escribía en una columna de astronomía para el Providence Tribune.

Su abuelo era la única figura masculina en su vida y fue bajo la influencia de este que descubrió el mundo de la literatura. Lovecraft había sido siempre un niño solitario y sus gustos y pasión por la literatura, lo mantuvieron alejado del resto de los niños, además, su frágil condición de salubridad tras enfrentar varias enfermedades, le había impedido ir a la escuela hasta los 8 años.

La muerte de su abuelo, fue un golpe que el joven con 14 años, no supo enfrentar y que lo afecto en lo más profundo. En un breve período de tiempo previo a su graduación, Lovecraft sufrió una crisis nerviosa que le impidió completar sus estudios en astronomía y ello fue algo que jamás logró perdonarse.

la literatura y los tatuajes hp lovecraft 1
Mez Love/flickr

Adultez

Cuando Lovecraft tenía la edad de 31 años, su madre fallece tras largas intervenciones y procesos de recuperación que no dieron resultado. Se cree que ésta, venida a menos tras el fallecimiento de su esposo, dejó caer todas sus frustraciones sobre Howard en su niñez y adolescencia, siendo la principal responsable de la personalidad y los comportamientos fuera de serie de su hijo.

La muerte de su madre y las consecuentes penurias económicas de la familia luego de años de deudas y mudanzas, lo obligan a alejarse de sus sueño como escritor y se ve obligado a realizar trabajos relacionados a la literatura para poder sobrevivir.

En 1924, Howard se casa y se muda a New York, donde de todos modos los problemas económicos continúan, obligando a la pareja a vivir en distintas ciudades por cuestiones laborales. Tiempo después, la pareja se divorcia y en 1927, Howard vuelve a Providence, donde vive con sus tías hasta sus últimos días.

La muerte de Lovecraft

la literatura y los tatuajes hp lovecraft 2
www.klinikalla.com/flickr

Luego de cumplidos sus 40 años, Lovecraft entró en una etapa de sufrimiento en la que que prácticamente fue consumido por el dolor y las enfermedades. Hundido en su personalidad enfermiza, desnutrido y con varios problemas a nivel intestinal debido al cáncer que lo aquejaba, murió en 1937 a la edad de 46 años.

Su legado, en los tatuajes

El legado de Lovecraft dejó una enorme huella en millones de fanáticos de todo el mundo. Dentro de su obra, encontramos algunos trabajos tan importantes como Los mitos de Cthulu, La historia del Necronomicon, El modelo Pickman, Dagón y Los gatos de Ulthar, entre otros.

Además de trabajar en poesía y ensayos, la invención de universos paralelos, seres extraterrestres, dioses ancestrales y endemoniadas criaturas destructivas, abrieron una nueva brecha en la literatura de terror, horror y ciencia ficción, sin precedentes. Sus trabajos han sido adaptados al cómic, al cine y a la música en numerosas ocasiones.

Por último, lo mismo ha ocurrido con el arte corporal. Sus fanáticos escogen tatuarse a sus personajes o elementos de sus historias así como también retratos del propio Lovecraft. En cuanto a sus personajes, el más conocido por todos y el más popular en los tatuajes, es el ancestral y cruel dios del caos Cthulu, una enorme bestia marina con tentáculos y alas.

También son muy populares los diseños de estrellas mágicas (portales) y otros símbolos que según Lovecraft, existen en el antiguo libro del Necronomicon.

la literatura y los tatuajes hp lovecraft 3
cobalt123/flickr

Si disfrutaste con estos tatuajes de Lovecraft y conociendo algunas cosas sobre este autor, te recomiendo que también le eches un vistazo a estos tatuajes de Poe o a estos de Shakespeare.