pop

Los tatuajes y el sol: muy poco amigos

los tatuajes y el sol muy pocos amigos
Natalia Pavlova/Hemera/Thinkstock

Todos los que alguna vez nos hemos hecho tatuajes sabemos que siempre nos dicen lo mismo: cuídate del sol. Pero, ¿por qué es que específicamente entre los cuidados esté como una prioridad cuidar nuestro tatuaje recién hecho de la luz solar? Eso es lo que veremos a continuación.

Lo más importante a recordar es que el sol y el tatuaje no van de la mano, y no solo a los tatuajes recién hechos, sino que se aplica a cualquier tattoo, sin importar si tiene 1 o 50 años. Si ves un tatuaje viejo podrás notar que está casi desaparecido (ya hemos hablado de esto anteriormente), esto se debe a que el sol lo afecta directamente, haciendo que pierda su color y nitidez. Lo más seguro es que esas personas no hayan cuidado su tatuaje del sol, ni han puesto bloqueador sobre él (además de otros factores, claro).

Lo conveniente es aplicar un factor 40 o más sobre el tatuaje cuando estés al sol. Si tienes una quemadura por el sol es probable que genere piel reseca, cicatrices, e incluso supurar líquido. En esos casos aplica alguna loción de vitamina E varias veces a la semana por un par de semanas.

Es por eso que no conviene tatuarse cuando uno se va de vacaciones de verano, ya que lo mejor es hacerlo en invierno... o hacértelo el último día de tu viaje (además recuerda que tampoco es conveniente bañarse en la piscina).

Y, claro, jamás expongas el tatuaje al sol hasta al menos dos semanas de realizado.