pop

Tu propia máquina de tatuajes temporales

tu propia maquina de tatuajes temporales
Chica and Jo/Flickr

Para aquellos que son un poco indecisos, este tipo de soluciones es ideal. Además de evitarte el dolor del tatuaje (que no es tanto, pero algunos fóbicos de las agujas no lo quieren ni pensar), podrás probar como te quedan los distintos diseños hasta encontrar el que te guste y decidirte. Se trata de un papel especial para hacerse tatuajes en casa. Lo único que necesitas es una de las viejas impresoras de tinta (las láser lógicamente no servirán).

El sistema de funcionamiento es ultrasencillo: Eliges el diseño que quieres, acomodas su tamaño para que quede bien en el sitio que elijas e imprimes los diseños. Una vez impreso el diseño, mientras esté fresca la tinta, le aplicas una hoja adhesiva al papel, procurando eliminar cualquier burbuja.

Luego retira la lámina adhesiva y verás que el diseño del papel quedará con una capa pegajosa. Entonces pones el diseño sobre tu piel y con una esponja húmeda mojas el papel para que se desprenda la imagen. Los tatuajes son no tóxicos y duran una semana si no tienen contacto con el agua.

Puedes hacer una máquina de tatuajes con tu impresora de chorro de tinta. ¿No es genial?