El misterio de las minorías que apoyan a Donald Trump

Getty Images

Hace unas semanas el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, insistía en que ni él ni sus seguidores son racistas. Lo que es evidentemente falso. No solo tomando en cuenta que algunos de sus más infames seguidores son actuales líderes o antiguos líderes de organizaciones de odio como el Ku Klux Klan. También la actitud y lenguaje del resto de sus seguidores es profundamente racista.

Y el mensaje de él, como candidato, también lo es. Por eso es más que un poco desconcertante ver a personas que forman parte de estas comunidades afectadas, como la comunidad latina o la comunidad musulmana o la comunidad negra, mostrando su apoyo a un candidato que activamente ha estado segregando a estas personas.

Él crea un anhelo en aquellos que extrañan la forma en que América solía ser. Cuando era grandiosa (solo) para ellos. Cuando LosTenebrososOtros sabían cuál era su lugar.

Entonces cuando se ven titulares como que la sobrina del Dr. Martin Luther King apoyando a este candidato, aunque después termine por ser falso, da escalofríos. Porque sí hay personas pertenecientes a estas minorías que le apoyan abiertamente. Hasta el punto de ponerse en contra de su propia gente.

Mi posición siempre ha sido la de rezar por los candidatos, pero no apoyo a ninguno. Las páginas asegurando que es así mienten.

Más recientemente el líder de Latinos for Trump, manifestó su apoyo al candidato republicano, mientras básicamente criminalizaba a su propia comunidad. Eso sin tomar en cuenta el inicio de la campaña de Trump, cuando llamó a los latinos criminales y violadores, prometió un muro fronterizo que además haría pagar a México y aseguró que extraditaría a millones de inmigrantes. O el recibimiento negativo que tuvo en el país azteca luego de ser invitado por el presidente Peña Nieto.

Trump ha asegurado con convicción que ganará el voto latino, y el negro, en las elecciones presidenciales. Y todo parece indicar que, una vez más, está equivocado. El Donald se ha ganado la candidatura a punta de datos falsos. Pero sí hay personas lo suficientemente viles para seguirle el juego.

Este es Marco Gutiérrez, él es el líder del movimiento Latinos Para Trump, o Latinos for Trump. Y en pocas palabras su mensaje es tirar a la cultura latina bajo el autobús, como dirían los gringos. "Mi cultura es una cultura muy dominante. Es imponente y está causando problemas. Si no hacemos algo al respecto, vamos a terminar por tener un camión de tacos en cada esquina".

Eso es increíblemente ofensivo, y particularmente patético viniendo de un latino. También el nuevo líder de Black Panther salió en defensa del mensaje de Trump. Aunque más que apoyar al republicano lo que realmente hizo fue atacar al Partido Demócrata. Pero para hacer eso no hace falta apoyar a Trump. Si acaso hay que usarlo de ejemplo de lo mal que se puede estar. O de lo racista que se puede ser.

Por suerte, estos son casos de minorías dentro de las minorías. Porque por más que Trump se esfuerce al máximo por ganar de vuelta el voto de esas minorías que tanto ha atacado, la realidad es que estas minorías no aprecian su racismo, ni su odio y lo ven como lo peor que podría pasar.

No sabemos exactamente por qué personas de comunidades afectadas por discursos violentos apoyan a este tipo de candidatos. Puede tratarse de malas experiencias, entorno, educación, traumas, ignorancia, o una terrible mezcla de algunas de estas razones. Así como se supone había esclavos que eran capaces de reprimir a otros esclavos por ganar los favores del amo.

Pero al final se trata de una mentalidad radical provocada por una vida de represiones, de sacrificios y por el miedo a perder cierto nivel de estabilidad, por más precario que sea. El mensaje de Trump es terrible, es divisor, está cargado de odio, es ignorante, infundado y peligroso. Pero tiene una base conservadora que promete cierta estabilidad, cierto orden. Como el orden forzado que se vive bajo una dictadura.

Hay personas que tienen tanto miedo a la libertad que ven estas opciones opresoras como las mejores. Miedo al cambio, miedo al futuro. La historia nos recuerda que los humanos hemos tenido miedo a la medicina, a las astronomía, a la tecnología. Y hemos luchado en contra de esos avances... avances sin los que hoy no sabríamos cómo vivir.

Escuchar a Donald Trump debería ser suficiente para darse cuenta de que este señor no está capacitado para llevar las riendas de un país. Que es un peligro y posiblemente sea la causa de enormes catástrofes sociales.

Pero si eso no es suficiente, piensen que más de 100 prominentes republicanos han hecho público su rechazo a Trump. Y si todavía les falta un pequeño empuje más, recuerden que esta águila entrenada no pudo con su malas vibras.