glam

Trufa de chocolate: el tinte para quienes quieren una melena oscura, pero sin llegar al negro

mujer con cabello ondulado bonito e hidratado
Roman Samborskyi vía Shutterstock

Las opciones para teñirse el cabello son muy variadas: van desde los tonos más naturales, hasta los de fantasía o platinados que son tan llamativos como únicos.

En la gama de los colores naturales se encuentran los rubios, pelirrojos y hasta esos negros tan profundos que enamoran a cualquiera.

tinte de cabello para un cambio de look radical
New Africa vía Shutterstock

Pero el que está marcando tendencia por su versatilidad y aspecto único es el llamado trufa de chocolate (o simplemente chocolate). Suena muy apetecible, ¿no lo crees?

Se trata de un color de cabello castaño oscuro, que se ve muy natural. Como no llega a un negro total, es perfecto para un cambio de look sutil y fácil de mantener.

Además, es una opción que le queda bien a todos los tonos de piel y colores de ojos, además de que le otorga una dimensión única a cualquier melena.

Para sacarle el máximo provecho, el trufa de chocolate se lleva con unos toques apenas perceptibles de babylights en tonos más claros, con los que se logra un interesante juego de luz y sombra.

De esta manera, el tinte da un aspecto de mayor dimensión, volumen y vitalidad, incluso a las cabelleras que son delgadas por naturaleza.

El efecto se ve igual de espectacular en las melenas lacias, onduladas o rizadas, ya que los estilistas profesionales aplican estos mechones de luz en puntos específicos para darle mayor vitalidad.

Otro de los aspectos que hacen tan llamativo a este estilo, es que también se puede inclinar un poco hacia los castaños rojizos. Eso sí, siempre buscando el tono más oscuro posible, sin que llegue al negro.

Por si eso fuera poco, este color de pelo es muy fácil de obtener: puedes ir a la estética y dejar que un profesional lo haga o aplicarlo tú misma en casa si tu cabello no necesita decolorarse (aunque los resultados con las babylights no serán los mismos).

Otro de los beneficios que otorga este tinte de cabello es que las visitas al salón de belleza para retocarlo o darle mantenimiento son más espaciadas.

Además de que esto es un alivio para tu cartera, tu cabellera lo agradecerá, ya que tendrá algunas semanas extras para recuperarse del posible daño que el tinte le haya causado o cualquier otro que sufra por una inadecuada rutina de cuidado.

Es decir, podrás lucir un estilo espectacular sin tener que someter tu cabello a frecuentes tratamientos exhaustivos y dañinos. ¡Justo lo que muchas mujeres buscan!

Por todas estas razones, el trufa de chocolate promete ser uno de los tintes más solicitados en los siguientes meses. ¿Te gustaría unirte a esta tendencia?

Checa estas historias: