glam

3 mascarillas caseras para cuando estás desvelada: recupera el brillo de tu piel

mujer en la cama bostezando
Yuri Shevtsov vía shutterstock

Si después de varias noches de no dormir bien notas que el aspecto de tu piel comienza a verse apagada, es necesario que le des un shot de vitalidad para recuperar ese brillo natural para evitar que a futuro tu rostro se vea cansado.

Por suerte, puedes darle a tu piel ese toque de frescura con estas tres maravillosas mascarillas caseras fáciles de hacer que te ayudarán a mejorar la apariencia de tu cara después e haberte desvelado. ¡Pon manos a la obra!

Para lograr que tu cutis siempre esté saludable es necesario que trates dormir de siete a ocho horas diarias. No hacerlo provoca desajustes en el proceso de regeneración de la piel, así como hinchazón en los ojos, ojeras y deshidratación, explican dermatólogos.

Además, pueden aparecer otras patologías dermatológicas como el acné y envejecimiento prematuro de la piel.

mujer con rostro cansado
Vladimir Gjorgiev vía shutterstock

Entonces, si deseas recuperar la salud de tu piel usa las siguientes mascarillas caseras y notarás cómo tu rostro vuelve a tener ese brillo natural.

Tampoco olvides que debes mantener una correcta alimentación y consumir agua para que tu piel no resienta tanto los desvelos, así desde adentro estarás cuidando tu dermis.

1. Zanahoria y miel

Esta maravillosa mascarilla le dará a tu piel el glow y suavidad que tanto necesita después de una noche de desvelo. De acuerdo con Mayo Clinic la miel contiene es un excelente antiinflamatorio, antioxidante y agente antibiótico.

Por su parte, la zanahoria es una hortaliza que ayuda a cuidar la piel gracias a sus propiedades pues cuenta con carotenoides, potasio, fibras, antioxidantes y vitamina A, explica la nutricionista Tatiana Rodriguez Zanin, especialista en Nutrición Clínica en la Universidad de Porto en Portugal.

Para realizarla solo necesitarás un poco de ralladura de zanahoria y una cucharada de miel natural. Licúalos hasta formar una mezcla homogénea y aplícala dos veces por semana sobre el rostro por 30 minutos y después enjuaga con agua tibia.

2. Chocolate y aceite de rosa mosqueta

Diversos productos de belleza contienen cacao (ingrediente principal para elaborar el chocolate) porque actúa como exfoliante natural; ayuda a eliminar las toxinas de la piel.

El Departamento de Fisiología de la Universidad de Dammam, en Arabia Saudita, indica que el cacao posee grandes cantidades de antioxidantes. Además, aporta a la piel una buena humectación, lucha contra los radicales libres que causan el envejecimiento, suaviza las arrugas, desinflama y calma la irritación.

En un bowl de vidrio derrite a baño maría una barra de chocolate negro sin azúcar, y añade dos cucharadas de aceite de rosa mosqueta. Deja que se enfríe, aplícala sobre tu cara y aplícatela por 20 minutos, después enjuaga con agua tibia. Puedes usarla dos veces a la semana.

3. Vitamina E

Una de las mascarillas más fáciles de hacer es el aplicar sobre la piel de tu rostro una cápsula de vitamina E, con la yema de tus dedos extiéndela por toda tu cara hasta el cuello. Con ello tu piel la absorberá y ayudará estimular la producción de colágeno para prevenir la aparición de las líneas de expresión.

De acuerdo con Mayo Clinic, la vitamina E mantiene la salud de la piel, gracias a sus propiedades antioxidantes y protege las células contra los daños que producen los radicales libres a los que expones todos los días.

Si presentas algún problema de insomnio prolongado, es necesario que acudas con un profesional de la salud del sueño para que puedas atender a detalle tu caso.

No dejes que los desvelos te hagan sentir incómoda con tu rostro. ¡Eres hermosa!

Te puede interesar: