glam

¿Tienes granitos rojos en los glúteos? Se trata de foliculitis y así es como puedes evitarla

foliculite bumbum 0118 1400x800
solar22/ iStock

Si sueles pasar mucho tiempo sentado y usas ropa muy ajustada, es probable que tengas protuberancias enrojecidas en la zona de los glúteos. De acuerdo con la dermatóloga Daniela Lemes, este problema recibe el nombre de foliculitis y surge porque los poros se obstruyen y, en consecuencia, se desarrolla esta inflamación.

La buena noticia es que sí es posible tratar estos granos y evitar las manchas que pueden ser bastante molestas, y que suelen aparecer principalmente en las mujeres.

Re_sky / Shutterstock

¿Qué es la foliculitis?

La doctora en Dermatología Roberta Bibas, miembro de la Sociedad Brasileña de Dermatología, explica que la foliculitis es un tipo de inflamación del folículo piloso que suele culminar en los temidos vellos incrustados, lo que a la vez ocasiona granos enrojecidos en el área del problema.

¿Cómo tratarla?

Es muy importante atenderse con un dermatólogo, para que sea él o ella quien recomiende el tratamiento más adecuado para las espinillas en los glúteos.

Lo más probable es que éste conste de cremas a base de ácido y antibióticos tópicos, es decir, que se aplican sobre la superficie de la piel.

bumbum biquini praia 1016 1400x800
yurok/shutterstock

¿Hay manera de evitarlo?

Sí, evitarlo es muy fácil. Existen diversos cuidados que todos podemos (y debemos) hacer para suavizar la piel de los glúteos. Estos son cuatro muy importantes:

  1. Evitar el uso de ceras, rastrillos y máquinas para depilar. El láser es el mejor método para retirar el vello de esta zona.
  2. Usar ropa suelta para que la tela no cause fricción en la piel.
  3. Utilizar cremas hidratantes que sean poco grasosas.
  4. Exfoliar los glúteos de manera constante. Puedes hacerlo con productos naturales hechos en casa.
celulitis piernas cepillo tips belleza
Zainchkovska Kateryna vía shutterstock

Recetas de exfoliantes

La doctora Roberta Bibas explica que la exfoliación más simple y efectiva es frotar la esponja de baño con un jabón cremoso o un exfoliante corporal durante la ducha.

Por su parte, la dermatóloga Daniela Lemes nos comparte una receta muy simple para hacer un exfoliante casero de miel para combatir la foliculitis:

Mezcla 3 cucharadas soperas de azúcar refinada con 3 cucharadas de miel. Aplica sobre la piel seca, con movimientos circulares. Después de colocar en toda la zona, enjuaga en la ducha.

esfoliante sal receita 0916 1400x800
Racorn/Shutterstock

Con estos cuidados, te olvidarás para siempre de las espinillas de los glúteos y además, la piel estará lisa y hidratada.

Sigue leyendo:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Mariana Riscala.