glam

Renueva tu rostro con estos exfoliantes caseros para cada tipo de piel: grasa, mixta o seca

mujer mascarilla spa en casa
Por Poznyakov / Shutterstock

Encontrar productos de belleza perfectos, que cumplan todo lo que prometen, que sean económicos y que no dañen la piel es uno de los sueños de toda mujer. Pero cuando se trata del cuidado del rostro, la dificultad aumenta.

Si has buscado durante meses el exfoliante perfecto, aquel que elimine todas las impurezas, cierre tus poros, ayude con las manchas y además sea para tu tipo de piel, estás en el lugar correcto.

piel   rostro
Leszek Glasner vía Shutterstock

Es primordial que primero identifiques si tu piel es grasa, mixta o seca, porque de eso dependerá la receta que utilices para exfoliarte. Recuerda que no todas tenemos los mismos objetivos o problemas.

Piel grasa

piel grasa  rostro
Vladimir Gjorgiev vía Shutterstock

Si tu rostro siempre brilla y se arruina tu maquillaje por la grasa acumulada durante el día, estos exfoliantes serán perfectos para controlar el flujo de grasa en los poros y para eliminar todas aquellas células muertas.

#1 Exfoliante de plátano, leche y avena

mascarilla   platano
kazmulka vía Shutterstock

Necesitas: 1 plátano, 1 cucharada de leche, 2 cucharadas de aven.

Preparación: Muele el plátano y añade la leche. Agrega la avena y mezcla todo hasta conseguir una pasta uniforme. Aplica con movimientos circulares en todo el rostro, durante 5 minutos. Después enjuaga con agua tibia.

#2 Exfoliante de limón y azúcar

Batanga Media

Necesitas: 2 cucharadas de azúcar, 1/2 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharada de jugo de limón.

Preparación: Mezcla bien todos los ingredientes y aplica sobre tu rostro. Deja actuar por 4 minutos y enjuaga con agua tibia. Es importante resaltar que este exfoliante debes usarlo únicamente en la noche, para evitar manchas en tu piel ocasionadas por el jugo de limón.

Piel mixta

no podras creerlo esto es lo que genera la polucion en la piel 4
AJ_Watt/iStock

Probablemente, las mujeres con este tipo de piel tienen mayor problema para conseguir un buen exfoliante, debido a que su rostro en algunas zonas es muy graso y en otras puede resecarse con facilidad.

Si es tu caso, asegúrate de utilizar los exfoliantes sólo en las partes con más grasa y evita aquellas que se pueden irritar.

#1 Exfoliante de café

cafe  mascarilla
Colnihko vía Shutterstock

Necesitas: 1 ½ cucharadas de café molido y 3 cucharadas de crema hidratante o yogur natural.

Preparación: Mezcla el café con la crema o el yogur y aplícalo en tu rostro con la yema de tus dedos. Hazlo de forma circular, de abajo hacia arriba para estimular la circulación de la sangre. Una vez que hayas masajeado durante unos minutos, enjuaga con agua tibia.

#2 Exfoliante miel y almendras

Mascarilla de avena para el acne 1
iStock/Thinkstock

Necesitas: 2 cucharadas de miel, 3 almendras bien molidas y ½ cucharada de jugo de limón.

Preparación: Crea una pasta con los ingredientes, hasta que la sientas suave para tu rostro. Aplica sobre el rostro y enjuaga después de 5 minutos.

La miel ayudará a bajar la inflamación e hidratará aquellas zonas secas, mientras que el limón dará una base de neutralidad a la grasa.

Piel seca

piel seca mujer
cunaplus vía Shutterstock

Este tipo de piel necesita una ligera ayuda para producir grasa y mantenerse adecuadamente hidratada. Durante las rutinas de limpieza puede que algunos productos sequen más de lo normal tu rostro, es por eso que debes tener cuidado con los componentes de los exfoliantes.

#1 Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

mascarilla   azucar
wasanajai vía Shutterstock

Necesitas: 3 cucharadas de azúcar gruesa, 2 cucharadas de aceite de oliva y ½ cucharada de aceite de coco.

Preparación: Muele muy bien el azúcar, para evitar daños en tu piel. Mezcla todo los ingredientes en un recipiente y refrigera por 20 minutos. Aplica con pequeños círculos sobre el rostro, durante 5 minutos. Enjuaga con agua fría y estás lista.

#2 Exfoliante de azúcar y chocolate

C%C3%B3mo%20hacer%20una%20mascarilla%20de%20chocolate%202
NakhaevaIuliia - RF - Thinkstock

Necesitas: 1/2 barra de chocolate negro puro, 2 cucharadas de azúcar y ½ cucharada de aceite de coco.

Preparación: Derrite el chocolate a baño maría y después agrega el azúcar y el aceite (evita que el azúcar se derrita). Aplica la mezcla con tus dedos, dando un suave masaje en círculos durante 4 minutos. Después remueve con agua tibia.

¡Espera! También puedes leer: