Tu piel puede estar sufriendo los efectos del estrés y estas 11 señales lo revelan

herpes labial oral 0218 1400x800
sruilkShutterstock

¿Sabías que el estrés da señales en todo el cuerpo, incluida la piel? ¿Has notado que la cutis se vuelve más grasa, sensible e incluso envejecida cuando estás más estresada? ¡Tal vez no sea solo tu impresión!

Según la doctora en dermatología por la Universidad de Londres, Regina Schechtman, miembro de la Academia Americana de Dermatología, el sistema nervioso central y la piel tienen el mismo origen embrionario y, por eso, hay esa relación entre lo que sucede en el cerebro y su piel. La experta explicó a VIX que es la razón por la que el estrés puede causar o empeorar los problemas de la piel.

El estrés se manifiesta en la piel

acne rosto roacutan 1118 1400x800
Kobzev Dmitryshutterstock

Con la liberación del cortisol en casos de tensión extrema, disminuye el ácido hialurónico en la piel, considerado un hidratante natural del cutis. Estudios recientes han encontrado que los altos niveles de nerviosismo, inquietud y ansiedad podrían incluso terminar con la humedad y la función de barrera protectora de la piel, dejando que se seque, marchitado, con aspecto rojo e incluso agrietada.

Son varios los problemas que pueden desencadenarse por problemas emocionales, pero algunos de ellos solo se manifiestan en personas con predisposición genética, según la experta. Por eso, es importantísimo acompañar el proceso con un profesional.

pele vermelha rosacea 0119 1400x800
LittleDogKorat/Shutterstock

Entre las diversas formas que el estrés puede manifestarse en la piel, están son algunas de las alteraciones:

  1. acné

  2. herpes

  3. caspa

  4. psoriasis

  5. urticaria

  6. enrojecimiento

  7. piel descamada

  8. picazón

  9. caída del cabello

  10. sudor excesivo

  11. vitiligo (en personas con predisposición genética)

¿Cómo combatir los efectos del estrés?

estresse coceira costas 1218 1400x800
asiandelight/Shutterstock

El primer paso para evitar estos problemas de piel causados ​​por el estrés es buscar un seguimiento psicológico para hacer frente a las crisis emocionales.

Además, es importante no dejar de lado los cuidados del cutis, manteniendo la rutina diaria de limpieza e hidratación. Hacer ejercicios físicos regularmente y reservar momentos para disfrutar de un merecido descanso también ayuda en la salud de la piel.

Otra recomendación es dormir bien, entre 7 y 8 horas al día, ya que el descanso tiene un papel importante en los niveles de cortisol en el organismo y también en la regeneración celular de la piel que fue dañada durante el día.

Te interesarán:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Jessica Krieger.