glam

Descubre qué estilo de tatuaje va mejor con tu personalidad, ¡estos son los más increíbles!

mujer tatuada tatuaje
De Repente/Shutterstock

Te compras un montón de sudaderas, total, ya verás cuál te pones de acuerdo a tu estado de ánimo cada día. Con los tatuajes, la historia es muy diferente. Al ser permanentes, a veces le damos vueltas y vueltas a la idea de hacernos uno. «¿Y si no va con mi estilo o mi personalidad?».

Si te encuentras ante este dilema, ya no te preocupes. Aquí te preparamos una lista con los diferentes tipos de tatuajes que existen. Seguro encontrarás uno que te hará decir: «De aquí soy». (También tenemos para ti unos consejos de Rihanna para conseguir el tatuaje perfecto).

#1 Tradicional americano

Los tatuajes tradicionales se caracterizan por sus líneas gruesas y colores sólidos. La cantidad de detalles no suele ser vasta, a menos que se trate de un diseño de gran tamaño. La paleta de colores también tiende a ser reducida, enfocada en rojo, amarillo y negro.

#2 Tradicional japonés

Al igual que la versión americana, los tatuajes japoneses poseen líneas gruesas y colores sólidos. Los elementos que retrata, por lo general, pertenecen a la mitología del país del sol naciente. Sus diseños suelen ser grandes y fáciles de conectar, si te interesa abarcar con el tiempo una superficie mayor de tu piel.

#3 Geométrico

Como su nombre lo indica, la base de este tipo de tatuajes son las líneas y figuras geométricas. Estos adquirieron popularidad en años recientes gracias a su cualidad minimalista.

#4 Neotradicional

El estilo tradicional americano se encuentra con las nuevas técnicas, las cuales permiten conseguir líneas más finas que acompañan a las gruesas. El neotradicional emplea muchos más colores e incluye una cantidad superior de detalles. Es como un punto intermedio entre el tradicional y el realismo.

#5 Nueva escuela

Colores alocados, figuras exageradas e inspiración caricaturesca. Esas son las características principales de esta opción que es todo menos discreta.

#6 Una sola aguja

Sin duda uno de los más populares del momento. Las líneas de los tatuajes se hacen con múltiples agujas a la vez, por lo que al emplear sólo una, se consiguen ilustraciones pequeñas y delicadas. (La cuestión es que estos tatuajes no suelen conservarse bien con el paso del tiempo).

#7 Dotwork (puntillismo)

¿Y si en lugar de dibujar con líneas, lo hacemos con puntos? De eso se trata el puntillismo, también conocido como dotwork. La cantidad y separación entre cada punto varía para conseguir tonos y efectos diferentes. No es extraño que a veces se combine con líneas para obtener texturas interesantes.

#8 Realismo

Fotografías plasmadas en la piel. Un tatuaje realista es aquel que logra recrear a una persona, animal u objeto tal cual y como lo ven tus ojos. Puede ser a color o en blanco y negro.

#9 Blackwork

Traducido como "trabajo negro", este estilo se utiliza de maneras muy diversas. Desde dibujos que utilizan tinta sólo de ese color, hasta cubrir grandes extensiones de piel con un negro sólido. También tiende a mezclarse con otros estilos como el dotwork y el geométrico.

#10 Acuarela

Por lo general, existen dos formas de utilizar el efecto acuarela sobre la piel: al colorear un diseño para que parezca una pintura o colocar la tinta a manera de manchas alrededor y detrás de una ilustración definida.

#11 Trash polka

El estilo trash polka es resultado de la combinación entre ilustraciones realistas, letras, líneas y trazos que simulan pinceladas. Es intenso y con una cualidad caótica. En estos tatuajes sólo se utilizan dos colores: el negro para la mayoría del diseño y un toque de rojo para resaltar.

#12 Caligrafía

Para conservar por siempre un nombre importante, una frase que te representa o tu canción favorita. Para que un tatuaje de caligrafía se vea increíble, conseguir líneas limpias y precisas es esencial, no importa que tan pequeño o extravagante sea el resultado final.

#13 Tribal

Un clásico de los 90. El tribal puede entrar dentro del blackwork, pero su estética es tan popular y fácil de reconocer que decidimos darle un espacio propio. Este estilo es uno de los más antiguos en el mundo. Con él es posible tener una pieza tan compleja o sencilla como desees.

#14 Blastover

Un concepto novedoso y sólo para quienes ya poseen un par de tatuajes. Cubrir un tatuaje es una medida para deshacerse de una pieza que ya no deseas ver sobre tu piel. En el blastover, se coloca un tatuaje encima de otro para crear una nueva pieza. A través de los espacios negativos, aún se verá el trabajo anterior que se oculta por debajo.

#15 Una sola línea

¿Alguna vez con tus amigos intentaste dibujar algo sin despegar el lápiz del papel? De eso se tratan los tatuajes de una sola línea, en donde un trazo único forma una ilustración completa.

#16 Biomecánico

Para los amantes de la tecnología. El objetivo del estilo biomecánico es aparentar que el interior del cuerpo humano está compuesto por partes mecánicas. Eso o que tus tendones y músculos parecen sacados de una nave alienígena.

#17 Un estilo personal para cada artista

Algo único y maravilloso de nuestra época es que gracias a la libertad artística, algunos profesionales no se encasillan en un sólo estilo. Los tatuadores retoman elementos de algunos de ellos y le dan su propio giro. Por lo tanto, es posible que tu artista de ensueño se encuentre ahí afuera y aún no lo sepas.

Te invitamos a leer: